Promesas, terrenos tomados, desalojo, represión, miedo a perder el plan social y Terrazas del Portezuelo cerrada

Así viven por estas horas las 1000 familias que ocuparon los terrenos en el norte de la ciudad. Después del desalojo y la represión llegaron las amenazas de perder el plan social. Los que llegaron hasta Terrazas se encontraron con la sede de gobierno cerrada. No pudieron hablar con algún responsable.

Balas de goma, empujones y amenazas de quitarles los planes sociales es la estrategia utilizada por Rodríguez Saá para persuadir a las familias que tomaron terrenos. De esta manera el Gobernador intenta esconder la problemática habitacional y las promesas realizadas por su hermano Adolfo en plena campaña política el año pasado.

Durante esta mañana de lunes al menos 50 personas llegaron hasta la sede del Palacio de Justicia fin de entrevistarse con el juez que autorizó el desalojo, después de esperar durantes horas y no conseguir una respuesta favorable se dirigieron hasta Terrazas del Portezuelo donde los esperaba un portón cerrado que les impidió el acceso.

En las última horas el grueso de los vecinos decidió no participar de las manifestaciones por temor a perder el plan de $ 7500 que les da el Gobierno ya que punteros de los hermanos Rodríguez Saá hicieron circular el rumor de posibles «bajas» para los revoltosos. Al mismo tiempo se conocieron imágenes y declaraciones de los ocupantes de los terrenos que le recordaron a Rodríguez Saá que le dieron el voto por las promesas que hoy incumple.

DEJA TU COMENTARIO