El gran héroe del tiroteo de Florida es un estudiante venezolano

Anthony Borges recibió cinco disparos de Nikolas Cruz. Pero salvó la vida de 20 de sus compañeros de clase. Está internado y con buen pronóstico.

En el Broward Health North Hospital de Broward, Florida, hay un chico de 15 años internado. En condición estable. Es uno de los heridos ingresados el miércoles pasado desde la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas.

Fue allí donde el joven Nikolas Cruz, armado con un fusil semiautomático, disparó a sus antiguos compañeros de escuela y profesores, dejando un saldo de 17 víctimas mortales, el mayor tiroteo escolar en Estados Unidos desde que en diciembre de 2012 murieron 20 niños y 6 adultos en la escuela Sandy Hook, en Connecticut.

El alguacil del condado de Broward, Scott Israel, visitó este domingo a ese chico de 15 años. Se trata de Anthony Borges, que recibió cinco disparos de Cruz.

«Afortunadamente se está recuperando, pero tiene un largo camino por delante y necesitará varias operaciones quirúrgicas», indicó la Policía local a través de Twitter, donde publicó además una fotografía donde se ve a Israel tomando de la mano al joven estudiante de la escuela secundaria floridiana.

Borges, de origen venezolano, protegió a veinte de sus compañeros al procurar mantener cerrada una puerta que quería traspasar Cruz, autor confeso de la matanza, y por ello recibió los disparos. Así lo narró su amigo, Carlos Rodríguez al programa Good Morning América, de la cadena ABC.

La familia del joven inició una campaña en línea (www.gofundme.com/anthonyborges) para ayudar a costear los gastos médicos que debe hacer frente tras el ataque. El objetivo de esta recaudación era de 500.000 dólares y a las 10.15 (hora argentina) de este martes, 11.519 personas habían donado 371.358 dólares, por lo que se cree que en un par de días más la familia tendrá el dinero para pagar los gastos de operaciones y recuperación, que llevará un largo tiempo.

Cruz le le disparó varias veces a Anthony, y lo impactó cinco veces en ambas piernas, en el muslo superior izquierdo y una bala le atravesó la espalda.

Roger Borges, padre del estudiante, nacido en el estado venezolano de Zulia, dijo que la bala en la espalda le afectó un pulmón “y logró tocarle un poco el hígado”, pero que ya está fuera de peligro.

En una entrevista con el programa Un nuevo día de la cadena de televisión Telemundo, Borges relató que su hijo, quien nació en el mismo hospital en que está siendo atendido, le contó que él, junto con un profesor estaban intentando la cerrar la puerta del aula durante el tiroteo y lamentablemente el docente falleció.

DEJA TU COMENTARIO