Adolfo se queda solo en el Senado, exige cargos pero lo apartan de las comisiones importantes

Se fue del Interbloque  Federal y quedó sin aliados. Pide cargos y partidas económicas que no tendrá, su acercamiento a Cristina y una crónica de su paso en soledad.

Este lunes el diario La Nación da a conocer, bajo el título, «Adolfo Rodríguez Saá revoluciona las matemáticas en el Senado», la actitud que tomaron los senadores cuando Adolfo comunicó que deja el Interbloque y que formará uno propio junto a su par Eugenia Catalfamo.

Más de una sonrisa socarrona provocó en los despachos de varios senadores del oficialismo y del Bloque Justicialista la nota enviada la semana pasada por Adolfo Rodríguez Saá (PJ-San Luis) en la que comunica su intención de retener su condición de vocal en nueve comisiones legislativas, algunas de ellas de alto perfil, como Asuntos Constitucionales, Seguridad Interior y Justicia y Asuntos Penales.

La irónica mirada sobre el pedido se explica en el hecho de que el veterano peronista puntano decidió alejarse, hace diez días, del Interbloque Federal, enojado porque lo dejaron fuera de la integración de la comisión bicameral que controla los DNU. Como contrapartida, decidió crear el Bloque Unidad Justicialista junto a su comprovinciana María Eugenia Catalfamo (PJ-San Luis).

Lo cierto es que la participación del Adolfo en nueve comisiones respondía a su participación en un interbloque de ocho senadores que fue, hasta diciembre último, la tercera minoría de la Cámara alta.

Ahora, el panorama es diferente. El kirchnerismo se ha convertido en la tercera minoría del cuerpo y el puntano integra un bloque de apenas dos senadores, la misma cantidad que tienen los renovadores de Misiones.

En otras palabras, Rodríguez Saá difícilmente pueda retener su participación en tantas comisiones como pretende. Todo indica que los tiempos cambiaron para el puntano.

 

DEJA TU COMENTARIO