«¿Cómo el Gobernador no va a poder preguntarles a los de Inclusión por qué nos votaron en contra?»

Adolfo avaló el apriete de su hermano Alberto a los trabajadores de Inclusión Social, los obligan a llenar una planilla en la que les preguntan, entre otras cosas, ¿por qué dejaron de quererme?

Después de su viaje a EE UU, una vez que los irreversibles 20 puntos de las PASO habían sentenciado el futuro de la elección de octubre y tras mostrarse en Facebook en lo que muchos medios nacionales definieron como «el reality de Adolfo», el Senador tomó contacto con la prensa tras casi un mes sin hablar.

Entre otras cuestiones, relacionadas a la derrota y al presente del gobierno, un periodista le consultó sobre la persecución a los trabajadores del Plan de Inclusión Social a los que les obligan a llenar una planilla con tres preguntas: ¿Por qué no me votaron?, ¿Por qué dejaron de quererme?, ¿Qué puedo hacer para ayudarlos?

Tras esa clara persecución, lejos de repudiar el accionar de su hermano, Adolfo ratificó la política del miedo «¿Como no les va a poder preguntar por qué nos votaron en contra?»

La respuesta de Rodríguez Saá no deja lugar a dudas, los dos hermanos son los ideólogos de la más feroz persecución social de los últimos años, para los analistas políticos este accionar terminará repercutiendo de manera negativa para el oficialismo en las elecciones de octubre.

El cuestionario con el que Rodríguez Saá intenta amedrentar a los trabajadores de Inclusión Social.

 

 

 

DEJA TU COMENTARIO