Escándalo en el Santo Tomás, insisten en el aumento del 100% de la cuota

En una actitud muy alejada del dialogo y de los principios rectores del colegio la administración aseguró que no dará marcha atrás con el desmedido aumento.

En el país la inflación interanual, en desaceleración, marca que según los últimos datos oficiales del INDEC está en el orden del 25%, cabe señalar que el incremento de los salarios de los docentes fue 38%, a pesar de estos números la administración del Instituto Santo Tomás de Aquino impone un aumento de la cuota del 100%. Teniendo en cuenta que en julio del año anterior estaba en el orden de los $ 1600 y para el mismo mes de este año pretender llevarla a $ 3200.

La institución, a través de un comunicado frío y distante como si tratara de imposición, finalmente lo fue, con la firma del apoderado Bernardo Viejo daba a conocer la insólita determinación en los primeros días de junio.

Tras una nota periodística publicada por El Puntano y las repercusiones en redes sociales, con el entendible malestar de los padres que no logran comprender las dimensiones del aumento, el apoderado se comunicó con este medio y solicitó «bajar el tono mediático del tema» para abrir el camino del diálogo. Al tiempo que destacó: «no sabemos si vamos a aplicar el aumento», atento a una nota con la firma de más de 250 tutores que le acercaron al colegio y de la que aseguró iba a dar respuesta a todos los firmantes. No sucedió.

El Puntano entendió que «bajar el tono mediático» servía para allanar el camino al diálogo. Casi al finalizar el mes y tras una cuarta nota de la institución Bernardo Viejo y las autoridades que conforman la administración insistieron de manera unilateral y sin fundamentos técnicos con datos inverosímiles con la el sideral incremento.

Ciertamente las excusas vertidas en la cuarta comunicación, que destierra cualquier posibilidad de debatir y entender un  camino al diálogo tal y como se comprometió «a la brevedad» el abogado Viejo, no hace más que solventar la idea de los padres de que el aumento no tiene asidero ni justificativo. Al tiempo que la institución percibió en el último mes más de un millón y medio de pesos en concepto de subsidios por parte del Gobierno y cobra $ 2600 por alumno con una matrícula de 980 estudiantes, claramente el problema pasa por una mala administración.

Con este escenario, en donde la administración escoge el camino de la victimización y el ataque a los padres que manifestaron su descontento, los tutores continuarán con las medidas tendientes a frenar el sideral aumento de la cuota mensual.

 

 

DEJA TU COMENTARIO