Puntera de Rodríguez Saá pide $ 250 para aprobar las becas de la Secretaría de la Juventud

Azucena Escudero armó su propia «pyme de la corrupción», amparada por el gobierno, organizó a un grupo de jóvenes a los que le sacó plata para conseguirles la beca. La puntera exhibía fotos y chats con el Gobernador y las autoridades de la Secretaría de la Juventud.

Fueron al menos un centenar de jóvenes que creyeron en la mujer que transita los despachos de los funcionarios de Rodríguez Saá, Azucena Escudero exhibía la conexión directa con las autoridades del Gobierno lo que la amparaba para seducir a las víctimas. La aprobación de proyectos para conseguir la beca de la Secretaría de la Juventud fue el anzuelo.

Azucena Escudero fue suplente a concejal en la boleta de Alberto Rodríguez Saá

La mujer habría cobrado la suma de $250, según denuncian los damnificados, para recibir el curriculum y el proyecto que sería aprobado sin pasar los controles necesarios. Escudero amó el grupo de Whatsapp «Jóvenes Peronistas» en el que daba directivas y organizaba a los entusiastas aspirantes.

Una vez que los ilusionados jóvenes entregaban el dinero y aguardaban, sin éxito, la selección de la iniciativa presentada que los habilitara luego para cobrar la beca, la mujer comenzaba con una serie de excusas para dilatar en el tiempo la asignación del beneficio.

Cuando comenzaron los reclamos, Escudero dio paso a las amenazas y blanqueó quienes eran sus laderos en la estafa. Los integrantes de la Secretaría de la Juventud quedaron envueltos en un verdadero escándalo de corrupción, ya que según los audios distribuidos por Whatsapp sería Adriel Cabello, jefe Programa Conocimiento e Ideas, el nexo de Escudero, al tiempo que la puntera de Alberto hacía circular fotografías con los funcionarios de dicha cartera.

De izquierda a derecha. Eugenia Catalfamo, titular de la Secretaría de la Juventud, Azucena Escudero y Adriel Cabello, sindicado como el nexo con la puntera de Alberto.

Adriel Cabello

DEJA TU COMENTARIO