AFIP: el cliente puede irse sin pagar si el comercio no acepta tarjeta

Los negocios, empresas, profesionales y monotributistas que realicen ventas a consumidor final deberán aceptar el pago a través de este plástico a partir del 1° de julio; todos los detalles.

El cliente se podrá ir sin pagar si no le aceptan la tarjeta de débito. Así lo dispuso la AFIP en su Resolución 3997, donde detalló que los comercios, empresas, profesionales y monotributistas que realicen ventas a consumidor final deberán aceptar el pago a través de este plástico a partir del 1° de julio.

De acuerdo con la reglamentación, la obligatoriedad de ofrecer este modo de pago comenzara desde el 1° de mayo para las empresas grandes (más de $4 millones de facturación), desde el 1 de junio para las medianas (facturación de entre $1 y $4 millones) y desde el 1 de julio para las chicas (facturación de menos de $1 millón).

En ese marco, las empresas proveedoras de terminales de cobro con tarjetas de débito, de compras o prepagas ofrecerán por dos años los «posnet» en forma gratuita a pequeños comercios y monotributistas que adhieran a este sistema, a partir de la decisión de la AFIP de establecer la obligatoriedad en su uso para tramitar los pagos.

La AFIP fijó a través de la Resolución 3997 el cronograma de los comercios que desde el 30 de abril tendrán «la obligación de aceptar las transferencias de pago instrumentadas mediante tarjetas de débito, tarjetas prepagas no bancarias u otros medios de pago equivalentes», y las principales empresas del sector aseguraron a Télam que contribuirán con esta medida, otorgando los «posnet» gratis por dos años.

«Fue una decisión acertada. La expectativa del impacto que tendrá sobre el consumo es alta. Y Prisma ayudará para que eso se cumpla», afirmaron desde la empresa que posee las marcas Lapos, de terminales de puntos de venta y Todo Pago, de billeteras virtuales y puntos de venta móviles, y la licencia de operar con Visa.

La AFIP también indicó que los comercios que no se adecúen podrán sufrir sanciones de entre 300 y 30 mil pesos y en hechos graves el comercio podría ser clausurado de 3 a 10 días.

DEJA TU COMENTARIO