Hallan a niña india que vivía con un grupo de monos

Aldeanos la encontraron en Uttar Pradesh, cerca de la frontera con Nepal.Un alto funcionario de la policía india contó que la niña había estado jugando con una manada de monos e imitando su comportamiento cuando los agentes fueron a rescatarla.

Desnuda, con el pelo desaliñado y jugando con unos monos como si fuera uno de ellos: así encontró la policía a esta niña en la India, en el bosque de Katraniaghat, al norte del país. Una menor de entre 10 y 12 años que, según creen los médicos que la han examinado, ha vivido entre los primates como una más durante algún tiempo. Una especie de Tarzán moderno y femenino, pero en la vida real.

La niña fue avistada por un grupo de madereros, que alertó a las autoridades. Cuando los agentes se acercaron, los monos rodearon a la niña, protegiéndola como si formase parte de su grupo, y, a un grito de la menor, atacaron a uno de los policías, según publica ‘The Washington Post’. Tras rescatar a la niña, el agente huyó en su coche a toda prisa y los monos persiguieron al vehículo.

La niña fue ingresada en un hospital público de Bahraich, una ciudad en el estado de Uttar Pradesh, al norte del país, donde ha permanecido durante los últimos dos meses. Los doctores están atónitos: el jefe de policía de la localidad, Dinesh Tripathi, cree que la menor podría llevar viviendo con los monos desde que era muy pequeña. «Sus uñas y su pelo están descuidados, como las de los monos», ha dicho. A su llegada al hospital, la chica tenía heridas por todo el cuerpo y no había comido en varios días, como cabría esperar en alguien que tiene que sobrevivir y alimentarse en plena jungla.

Expresiones simiescas
Aunque es capaz de caminar sobre sus dos piernas, prefiere hacerlo con las cuatro extremidades. «La forma en que se movía, incluso sus hábitos alimentarios eran los de un animal. Arrojaba la comida al suelo y se la comía directamente con la boca, sin levantarla con las manos. Solía moverse usando solo sus codos y rodillas», ha explicado D. K. Singh, superintendente médico del hospital, a la agencia Associated Press.

Ahora, se espera que los doctores puedan enseñarle cómo volver a comportarse como un ser humano, un objetivo muy complicado según los expertos, puesto que tiene aversión al contacto con personas. «Se comporta como un simio y grita muy alto si los doctores intentan comunicarse con ella», afirma Singh. Pero poco a poco su salud ha ido mejorando, y no solo camina sobre sus dos piernas, sino que también come con las manos.

El principal desafío que persiste es la comunicación oral. La muchacha es incapaz de hablar todavía, y se comunica por gestos, e incluso sonríe. Según un doctor que la ha tratado, lucha por entender las cosas que se le dicen, y hace ruidos y expresiones faciales similares a las de los monos. En la India, la historia ha causado sensación, y muchos la comparan con Mogwli, el icónico protagonista de la novela «El Libro de la Selva».

DEJA TU COMENTARIO