La justicia absolvió a Belén, la joven condenada por aborto espontáneo

Los jueces apelaron al beneficio de la duda. En el hospital le habían diagnosticado que se trataba de un episodio espontáneo e igual pasó 2 años en prisión.

La Corte Suprema de Tucumán absolvió a Belén, quien había sido condenada a ocho años de prisión por el presunto aborto de su bebé y que había sido liberada tras cumplir dos años de cárcel.

En tanto, allegados de la joven tucumana destacaron «la sensación de alivio» que tuvo al recibir la noticia.
Todo comenzó el 21 de marzo de 2014 cuando la joven concurrió al hospital Avellaneda por dolores estomacales y fue diagnosticada de «aborto espontáneo incompleto sin complicaciones».

La resolución de la Corte se conoció ayer, pero por el momento no se difundieron los fundamentos de la decisión tomada por los magistrados que integran el alto tribunal.

Voceros judiciales precisaron que la Corte absolvió a Belén por el beneficio de la duda con el voto favorable de los tres integrantes del tribunal.

Trascendió que los magistrados cuestionaron duramente la investigación realizada por la fiscalía y el fallo de los integrantes de la sala III de la Cámara Penal, quienes condenaron a la joven tucumana al considerar que se trató de homicidio agravado por el vínculo.
Gabriela Álvarez, integrante de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos señaló: «Celebramos el fallo y creemos que puede sentar un precedente importante para casos futuros». La joven ya fue notificada de la resolución y sus allegados destacaron «la sensación de alivio» que tuvo al recibir la noticia porque «a ella le robaron la vida con un fallo injusto y es posible que con esto la recupere».

Belén llegó junto con su madre al hospital con dolores estomacales y los médicos le administraron calmantes, además de recomendar que permaneciera internada en la guardia.

La joven sufrió una hemorragia, le diagnosticaron un aborto espontáneo incompleto sin complicaciones, según consta en la historia clínica elaborada por el primer médico que la atendió, pero a partir de ahí comenzó un proceso judicial y la condenaron a ocho años de prisión.

DEJA TU COMENTARIO