La foto de los que traicionaron a la historia

Declinaron frente a la figura de Rodríguez Saa que los llevo al Congreso del PJ.

Mientras Alberto Rodríguez Saá escribía la carta al genocida Massera la dictadura torturada, secuestrada, mataba y desaparecía a decena de miles de argentinos y a otro tanto los obligaba al exilio. La misma persona años mas tarde se vestía con el traje de la democracia pero no abandona sus principios, repudiables por cierto, pero son sus principios.

La jornada de este jueves quedará en la historia como el día en que los dirigentes se sometieron a la mano dura del colaborador de la dictadura. El día que abandonaron sus principios para correr detrás de la zanahoria de la Gobernación. Tan poco les ofreció para perder tanto y traicionar a sus propios familiares que lucharon,  y en ello se les fue la vida,  por ver a un San Luis distinto con alternancia y democracia plena.

Si hasta el propio Enrique Ponce perdió y mucho de la mano de Rodríguez Saá, su padre dejo gran parte de su salud, esfuerzo, historia y dedicación en la lucha por un camino muy distinto al que el hoy transita. Los dirigentes que posan sonrientes en la foto son hijos de aquellos que tenían sueños, convicciones y no se dejaron tentar por los ofrecimientos del poder que persigue más poder.

Todos se sentaron a la mesa de Alberto, esperaron pacientes que la amnistía los devolviera al partido, claro renunciaron también a la convicción de los ideales por afuera de un sello vacío, le dieron al poder legitimación. Se olvidaron que el voto popular quiso un oficialismo y una oposición y no todos revueltos a cualquier precio, justamente precio es el que puso Alberto, el mismo que acompañó a los dictadores y hoy es reivindicado por los familiares de aquellos que perecieron con el terrorismo de Estado.

DEJA TU COMENTARIO