Reunión de Gabinete: Alberto insultó al Ministro de Salud

Mientras Alberto exigía conocer el Plan Maestro de Salud llegó, tarde, el Ministro y el Gobernador lo insultó: “Estúpido atendeme a mí, después te mandas cagadas”.

Queda bien en claro, y con el paso de los años se hace más notorio, que los viajes, lejos de relajarlo, lo ponen más nervioso a Rodríguez Saá. Es sabido que luego de sus giras por el país o por el exterior el Gobernador regresa enardecido en contra de sus funcionarios y muchas veces del pueblo en su conjunto. Esta vez no fue la excepción.

En la última reunión de gabinete el primer mandatario comenzó dando instrucciones a su equipo sobre las medidas que tomará en materia de seguridad, con el gesto adusto que lo caracteriza y sin las luces de los estudios de televisión de Buenos Aires el mandatario pidió conocer el Plan Maestro de Salud. en ese momento preguntó por el ministro, rápidamente un empleado de esa cartera excusó a su jefe y Alberto montó el cólera: “si no está Riera contame vos cuál es el Plan. Hace 15 años que trabajas ahí pelotudo, nunca escuchaste hablar del Plan Maestro, explicamelo”.

En el mismo momento que Alberto exigía explicaciones apreció Marcelo Riera que trató de disimular la tardanza y comenzó a escribir en su anotador, “Lo que dije sobre seguridad lo copias de tus colegas”, le dijo el Gobernador a su ministro como si tratara de un niño de primaria que no tenía la tarea concluida, pero ahí no termina todo. Riera insistió en seguir escribiendo y pidió la letra de lo expuesto por su jefe ne materia de seguridad, “dejá de escribir. Estúpido, atendeme a mí, después te mandás cagadas”, recriminó Rodríguez Saá a su ministro ante la atenta mirada del gabinete.

Una vez concluida la reunión, Riera trató de relajar lo sucedido ante sus colegas y bromeó con la enfermedad que contrajo el Gobernador: “parece que me equivoqué de vacuna o le dolió el pinchazo” ironizó el funcionario que ya no recuerda de la denuncia de medicamentos vencidos y que parece haber caído en la consideración de su jefe.

Desde el pasado 10 de diciembre, Alberto lleva adelante una campaña de desprestigio en contra de la gestión de Claudio Poggi, sin dudas Marcelo Riera fue un soldado que el actual Gobernador utilizó para disparar la artillería más gruesa. Ahora que Riera ya no es funcional a la estrategia de Alberto y que seguramente quedará sin su puesto de Ministro frente a otro ataque de ira de su jefe, deberá volver al llano y con la mochila de haber realizado denuncias que no se comprobaron. En frente, Poggi se muestra implacable a la ahora de denunciar y mostrar pruebas concretas.

 

DEJA TU COMENTARIO