“El Gobierno de Macri ha tenido que acceder a pedidos de cargos como rectorados y delegaciones en la provincia”

Así explicó Walter Ceballos la designación de funcionarios allegados a Rodríguez Saá en cargos nacionales. Aseguró que todo se debió a la necesidad de sancionar  las leyes.

Como si tratara de un tome y daca, así de fácil, desprolijo y obsceno, la administración  de Mauricio Macri debió negociar con los hermanos Rodríguez Saá puestos políticos en delegaciones de organismos nacionales en San Luis y rectorados en las universidades para recibir la aprobación del bloque de Compromiso Federal a los proyectos del Ejecutivo.

“No hay ningún acuerdo, lo que ha existido es que el gobierno de Macri no tiene mayoría en ninguna de las dos cámaras mayorías para sancionar leyes. Nuestro gobierno ha tenido que acceder a pedidos como rectorados de universidades y delegaciones en la provincia”, fue la explicación de Walter Ceballos.

La definición del dirigente, que actualmente se desempeña en la órbita del ministerio de Defensa, fue la explicación más abierta y directa de como la política debe negociar cargos públicos y que lamentablemente en muchos de ellos no están los mejores profesionales al frente, más grave cuando se trata de universidades como el caso de la UNViMe y la Universidad de los Comechingones.

En otro orden de cosas, Ceballos destacó que Rodríguez Saá “hace populismo demagógico” en referencia al recurso de amparo que le puso el tope del 70% al aumento del gas natural. “Le presenta al juez amigo un pedido judicial”, sentenció, al tiempo que recordó que este año San Luis recibirá alrededor de $3400 millones extras en concepto de coparticipación.

 

DEJA TU COMENTARIO