Publiciad

Fútbol Argentino: Crisis, renuncias y un futuro incierto en AFA

Daniel Angelici, Rodolfo D’Onofrio y Lammens presentaron las dimisiones a sus cargos en el Comité Ejecutivo, pero luego quedaron en suspenso.

una jornada caldeada en el Predio de Ezeiza, el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Luis Segura, desmintió esta noche la renuncia de los dirigentes impulsores de la Súperliga, los que pusieron 24 horas de plazo para que sus pares reconsideren la situación y poder mañana consensuar sobre el nuevo formato del torneo.

Si no se llega al acuerdo, ya que hoy Independiente, Olimpo, Rosario Central, Quilmes, Gimnasia (LP) y el Ascenso se retiraron y no se llegó al quórum para pactar una Asamblea Extraordinaria, los impulsores del novedoso certamen dejarán sus cargos y generaran la idea de una intervención administrativa para que se pueda reestructurar el Estatuto y darle forma al campeonato.

Daniel Angelici, Rodolfo D’Onofrio, Víctor Blanco y Matías Lammens, son los que tienen en jaque al fútbol argentino por estos días, y mañana, a las 18, en Ezeiza, volverán a estar en el centro de la escena en el caso de no encontrar respuestas positivas de sus pares.

Después de la exposición de hoy de Javier Tebas, presidente de la Liga española, los dirigentes tenían que quedarse para que en Comité Ejecutivo se pueda aprobar la fecha del 2 de junio para la realización de una Asamblea Extraordinaria, con el objetivo allí de votar la Súperliga.

Pero, los representantes del Ascenso, más Independiente, Rosario Central, Gimnasia (LP), Quilmes y Olimpo se retiraron y no se llegó al número de dirigentes necesarios para poder dar quórum y anunciar la Asamblea.

El Comité Ejecutivo se reunió igual, aunque, según trascendió, los impulsores de la Súperliga levantaron el nivel de voz, presentaron la renuncia y la reunión pasó a un cuarto intermedio para mañana.

Pero, en el caso de que el grupo disidente no se haga presente otra vez, los impulsores de la Súperliga, que ocupan los principales cargos de la AFA, dejarían sus puestos, a la espera de que la Inspección General de Justicia (IGJ) considere que hay acefalía en el fútbol argentino y nombre a un interventor.

Además, según se supo, ya hubo contactos de dirigentes impulsores de la Superliga con el titular de FIFA, Gianni Infantino, para que el seleccionado argentino no tenga inconvenientes en el caso que avance la intervención.

Es que se está próximo a disputar la Copa América Centenario, en los Estados Unidos, donde Argentina es candidata y espera quebrar la racha de 23 años sin éxitos internacionales.

El que rompió el silencio luego de la reunión fue el presidente Luis Segura, quien junto a Juan Sebastián Verón y Nicolás Russo, descartó la baja de algún directivo.

“No hay ninguna renuncia, pasamos a cuarto intermedio para mañana”, expresó Segura, quien reconoció a su vez que hubo dirigentes “molestos” con la falta de asistentes.

La Superliga es un proyecto de campeonato que encabezan los dirigentes de los clubes “grandes”, con excepción de Independiente, para conseguir mayores ingresos y mejorar económicamente, aunque todavía los clubes, sobre todo los denominados “chicos”, del ascenso y de Ligas del Interior, no están conformes con el nuevo proyecto.

DEJA TU COMENTARIO