Llega Tinder Social, para hacer grupos y ¿orgías?

Se armó la fiesta! luego de que la aplicación Tinder anunciara nuevas capacidades para facilitar el encuentro de grupos en una modalidad que han dado a llamar simplemente Tinder Social, a partir de la cual se prevé un fin netamente sexual.

Se habrán prohibido las fiestas electrónicas, pero por suerte para los fiesteros de verdad no hay ley contra la “partuza”.

Tinder suma una nueva modalidad que estará activada en todos los perfiles por defecto, y se llama Tinder Social – sí, leíste bien, si bien esta función está en etapa de pruebas, todos los usuarios van a estar en Tinder Social.

La idea de esta funcionalidad es que en vez de hacer swipe a la izquiera o derecha cuando ves un usuario interesante, lo hacés cuando ves grupos de amigos que todos usan la app. Si bien explican desde la compañía, “¡esto no es citas de grupo, es una forma divertida de conocer más personas cuando salís con tus amigos. Si bien esta modalidad está sólo en etapa de pruebas, esperamos lanzarla globalmente pronto!” Todos sospechan que la nueva versión tendrá más posibilidades de terminar en un hotel alojamiento que jugando a las cartas.

Varios lectores ya se deben estar imaginando los dolores de cabeza y explicaciones que van a tener que dar, pero desde el blog de la compañía se atajan: “cualquier usuario que prefiera no estar incluido en Tinder Social puede elegir en sus preferencias no aparecer en las listas de sus amigos. Estamos recién probando la opción pero es importante destacar que Tinder no es un secreto, pues el 70% de los usuarios descargan Tinder porque sus amigos lo recomiendan“.

Al momento de publicarse esta nota, las nuevas funciones están siendo probadas con un pequeño grupo de usuarios australianos, quienes estamos seguros que usan la app sólo para discutir acerca de los canguros, arañas gigantes y todas las bestias australianas que intentan matarte – nada de cosas que la iglesia no aprobaría. Sin embargo, después del lanzamiento internacional de esta nueva función, el paradigma Tinder quizás cambie para siempre.

DEJA TU COMENTARIO