El futbolista argentino que se quiere volver tras los atentados

Matías Suárez, de larga trayectoria en el fútbol de Bélgica, mostró su preocupación luego de los actos de terrorismo que se vivieron en la capital de ese país.

Matías Suárez nació en La Falda y jugó un par de temporadas en Belgrano. Pero, lejos de su Córdoba natal, este habilidoso delantero encontró su lugar en el mundo en Bélgica, donde se radicó en 2008, tras ser transferido a Anderlecht , uno de los clubes más importantes de ese país. Y ahora, luego de los graves atentados sucedidos este miércoles en Bruselas , explicó su preocupación.

“Estoy muy triste por lo que está pasando acá y por la gente que sufrió el atentado. Con mi familia estamos bien. También me puse en contacto con algunos compañeros hispanos y están todos bien. Pero fue una noticia muy dura en el país. Es un país acostumbrado a mucha tranquilidad y seguridad. Nos pegó muy fuerte a todos. Yo lamentablemente lo esperaba por lo que pasó en París, porque acá hay un barrio donde hay terroristas. Lamentablemente pasó esto”, contó el jugador cordobés.

“Cuando atraparon al chico que se iba a inmolar en el estadio, mucha gente decía que estaba más tranquila. Pero yo sabía que iba a ser peor. Después de los atentados en París quedamos dos semanas en alerta y después la policía dijo que estaba todo bien, pero pasaron cosas que no salieron a la luz. La gente está con mucho miedo y muy triste. En todos los noticieros pasan el atentado. Y cada vez hay más personas fallecidas o heridas. Es lamentable”, amplió Suárez.

Sobre su situación, el delantero explicó: “Hace más de siete años que estoy acá y viví cosas muy lindas. Se vive muy bien aquí, pero con esto ahora tengo ganas de irme. Pienso mucho en mi familia. En el club tenemos mucha suerte por la seguridad, siempre estamos muy bien cuidados. Pero pienso en mi hija que tiene que ir al colegio y mi familia y me da miedo por ellos. En junio voy a hacer lo posible por irme de acá. La gente no sale de la casa, los shoppings están vacíos. Personalmente, para mí empeoró todo. Me da mucho miedo de verdad. Estamos bien, pero con miedo”.

“Ojala que esto termine y pase de una vez por todas. No se lo deseo a nadie. Es terrorífico. Dios quiera que se acabe todo. Que haya paz. Que sean de la religión que sean, pero que haya paz y que la gente pueda estar tranquila”, finalizó Suárez, que ya había sido tentado por Belgrano para volver a mediados del año pasado, pero que tiene contrato con Anderlecht hasta junio de 2017.

DEJA TU COMENTARIO