La salud pública de San Luis realizará transplantes renales

“Es un día importante porque damos un paso más en la complejidad del sistema de salud pública”; manifestó Claudio Poggi durante el acto en el que se presentó oficialmente una política sanitaria que ubica a San Luis como una de las seis provincias argentinas en realizar la práctica del trasplante renal.

“Los datos nos dicen que un paciente renal tiene que pasar 500 días hasta que puede inscribirse en la lista de espera, porque debe cumplir con una serie de estudios, todos fuera de la provincia. Hoy, todo eso lo comenzamos a cambiar, es un nuevo horizonte que se le presenta como una nueva luz, porque todo será más ágil. Los estudios se harán acá y los trasplantes también”, agregó el primer mandatario.

El jefe de Estado acompañó la ceremonia de presentación que contó con la presencia además del ministro de Inclusión Social, Gastón Hissa; el director médico del INCUCAI, Ricardo Ibar; el representante del CUCAI San Luis, Jorge Ochoa; los médicos capacitadotes de Nephrology, Gabriela Grecco y Fernando Monti; profesionales de Fresenius, Matías Suárez, Carolina Colombo y Marcela Valdeón; el integrante del Instituto de Nefrología y Hemodiálisis, Felipe Repepe; y en representación del Instituto Renal SRL, Paula Arenas.

“Los trasplantes se harán en San Luis en el marco del Plan Maestro de Salud, con el que pensamos la promoción de los hábitos saludables y en el que asumimos el compromiso de jerarquizar nuestro sistema público de salud. Y esto que ponemos en marcha hoy se hará posible gracias a la capacitación del recurso humano y a la incorporación de tecnología. Así vamos a cuidar al paciente renal. Realizar el primer trasplante será demostrar que se puede y que la vida va a cambiar a partir de esto”, destacó el gobernador Poggi.

La ministra de Salud remarcó en el inicio de la presentación que San Luis tiene 87 pacientes en la lista de espera y 132 en proceso de inscripción. A este último número lo conforman las personas que deben realizar sus estudios pretrasplantes o que están en proceso de realizarlos; los cuales tienen una demora de 500 días, causada por el tiempo de autorización de estudios, los viajes fuera de la provincia hasta completar todos los análisis, el estado de salud de los pacientes que muchas veces imposibilita dichos viajes, el agotamiento y la falta de motivación ante las dificultades para acceder al tratamiento. Además destacó que 412 pacientes se encuentran desarrollando diálisis.

Dijo que el proyecto provincial tiene como objetivos aumentar la disponibilidad de órganos para el trasplante renal (implementando como estrategia el Hospital Donante, tanto en San Luis como en Villa Mercedes); y además realizar las evaluaciones pretrasplantes, trasplantes y postrasplante renal en San Luis.

Para crear la Unidad de Trasplante que funcionará en dependencias del Hospital San Luis, el Estado invirtió en la capacitación de 14 profesionales en diferentes institutos especializados como Nephrology, Fundación Favaloro, Centro de Diagnóstico Patológico y PRICAI; también se capacitaron todos los servicios del Hospital involucrados. Además fue necesaria la inversión en equipamiento e infraestructura. En ese sentido se fortaleció con un área administrativa, 2 consultorios, 1 aislamiento de terapia intensiva y 2 sectores para enfermería clínica. La Unidad se estrenará en diciembre cuando está programado el primer trasplante renal.

Con su puesta en funcionamiento, el Estado quiere disminuir los tiempos para la inscripción en la lista de espera, evitar el desarraigo y mejorar la calidad de vida de los pacientes, aumentar el número de trasplantes y reducir los costos a los financiadores dependientes del Ministerio de Salud provincial. De esta manera, San Luis se propone como un referente del polo regional de Cuyo y de la provincia de La Pampa.

De esta manera, San Luis será la 6ª provincia en realizar la práctica del trasplante renal en un hospital público, y además el Hospital San Luis es el 12º hospital público de la Argentina en ser habilitado para realización de estas intervenciones.

“Es un salto de complejidad para nuestro sistema sanitario y es posible gracias al trabajo en equipo y a la voluntad política de la provincia, para que el servicio esté al alcance no solo de los habitantes de San Luis, sino también de toda la región”, destacó finalmente la ministra Pannocchia.

DEJA TU COMENTARIO