Santilli abrió una negociación con Rodríguez Saá, pero la ven complicada

El Colorado es el encargado de acercar al puntano, con quien tiene un buen trato en el Senado, pero está más cerca de Scioli.

Diego Santilli abrió una negociación para acercar a Adolfo Rodríguez Saá a Mauricio Macri con el objetivo de que los 460 mil votos que sacó el puntano en las primarias no se vayan con Daniel Scioli.

Desde que ingresó al Senado a fines de 2013, Santilli es el encargado de acercarle gobernadores y líderes provinciales a Macri, y ahora tiene la misión de

El propio Macri envió la semana pasada un sugestivo y contundente elogio al Adolfo. “San Luis es otro país”, afirmó el líder del PRO, casi haciéndose eco de un slogan de campaña de los Rodríguez Saá.

El elogio de Macri pareció preparado de antemano y con el claro objetivo de intentar seducir al ex gobernador puntano.

Pero pese a que el Colorado inició conversaciones con el ex gobernador de San Luis -incluso corrieron rumores de un encuentro con Macri-, en el entorno de Santilli admiten que será complicado convencer al Adolfo, que juega a tres puntas con Sergio Massa y Scioli, y está más cerca del ex motonauta.

LPO reveló hace varias semanas que en el entorno de Rodríguez Saá hacían cálculos y especulaban con la posibilidad de acordar con Scioli después de las PASO, para facilitarle el triunfo en primera vuelta. El ex gobernador lo desmintió de mala manera e incluso llegó a decir que el bonaerense y Macri son “peor que Cristina”.

En ese momento, los puntanos confiaban en llegar al 5 por ciento y el botín de negociación era muy seductor. Aunque el domingo Adolfo sacó el 2,11 por ciento, ese número sigue siendo muy tentador y a Scioli le vendría perfecto para llegar al piso del 40 por ciento.

Ni lerdo ni perezoso, dos días después de las Paso Rodríguez Saá salió a hacer valer esos 462 mil votos. Aunque aclaró que “son de la gente” y que no se bajará, el puntano soltó con picardía: “Mire qué importante que es mi porcentaje que si se lo toma Daniel Scioli, gana en primera vuelta”.

Pero tampoco cerró ninguna puerta. “Daniel Scioli fue funcionario mío en esa semana en la que fui Presidente, me acompañó hasta el último día, y cuando fue vicepresidente, en el Senado siempre he tenido una relación muy cordial con él, y la hemos mantenido. Y con Mauricio, que también lo conozco hace muchos años, siempre he tenido una relación muy respetuosa”, lanzó.

Crédito: http://www.lapoliticaonline.com/nota/91737/

DEJA TU COMENTARIO