San Lorenzo sigue avanzando en la Copa Argentina

Con goles de Emmanuel Mas y Martín Cauteruccio, el “Ciclón” se impuso 2 a 1 en San Juan ante Instituto. Pablo Magnín marcó para el equipo de “Chulo” Rivoira.

Mientras la mayoría del planeta futbolistico estaba a la espera de lo que iba a suceder en el Monumental, con la final continental protagonizada por River y Tigres, en San Juan, San Lorenzo se presentó con la mayoría de sus titulares para enfrentar a Instituto de Córdoba por un lugar entre los 16 mejores de la Copa Argentina.

Con las dudas de Saúl Laverni, sobre la posible suspensión del partido por el intenso viento zonda, los conducidos por Héctor Rivoira demostraron una actitud mucho más agresiva que la del “Ciclón” y en tan solo 6 minutos logró ponerse en ventaja.

La desconcentración de la línea defensiva azulgrana favoreció al ataque de la “Gloria”, que a través de Pablo Magnín abrió la cuenta para la sorpresa de los presentes. El líder del campeonato doméstico caía con un rival del ascenso, y el resultado parecía acorde al desarrollo del pleito.

La conquista tuvo un sentido extra, dado que en el festejo, el delantero se sacó la camiseta y exhibió, emocionado, una remera blanca en la que se apreciaba la leyenda “Bari estás siempre conmigo”, en homenaje al recientemente fallecido Diego Barisone.

La reacción del combinado de Edgardo Bauza se basó en las proyecciones de Julio Buffarini, los remates de media distancia de Héctor Villalba y la constante presencia de Martín Cauteruccio entre los centrales albirrojos. Sin embargo, se tuvo que ir al descanso en desventaja.

Además, la lesión de Mauro Cetto obligó al “Patón” a agotar una variante, ya que Mario Yepes tuvo que ingresar para ocupar el lugar del defensor con pasado en Francia.

Antes de llegar al cuarto de hora del complemento, una incursión ofensiva de Emmanuel Mas le devolvió las esperanzas al “Cuervo”. El ex San Martín se asoció con el ex atacante de Quilmes y definió con un tiro cruzado frente a la salida de Lucas Hoyos. Lejos de conformarse, San Lorenzo continuó dañando a su rival para evitar los penales.

De este modo, una extraordinaria triangulación entre Buffarini, Cauteruccio y Villalba, volvió a poner a uno de los candidatos al título en vereda. Los toques de primera, acompañados de los amagues del uruguayo dejaron sin posibilidades a un Instituto que de a poco comenzaba a resignarse. La merma del viento también tuvo mucha responsabilidad en la superioridad porteña.

Si bien el resultado debió ser más abultado por las constantes intervenciones del ex Ferro, Sebastián Blanco, Nicolás Blandi y Martín Rolle, el triunfo por 2 a 1 le alcanzó al “Ciclón” para quedarse con la plaza de los octavos de final, donde enfrentará a Deportivo Merlo o Atlético Rafaela. La Gloria fue para un Cuervo que supo atravesar la adversidad puntana y brindará con el tinto sanjuanino.

DEJA TU COMENTARIO