“El fallo es una barbaridad, una aberración”

Así se pronunció el Licenciado en Psicología Alberto Jaimez sobre el caso en el que la justicia le bajó la pena a un violador porque el niño ya había abusado previamente.

Días atrás se conoció un un fallo tan inédito como repudiable, la Cámara de Casación bonaerense le redujo la pena a un violador ya que contempló que la víctima, de 6 años, “es gay”.Los jueces Horacio Piombo y Ramón Sal Llargués tomaron la polémica decisión de rebajarle la sanción a Mario Tolosa de 6 años a 3 años y dos meses. El tribunal adujo que el niño tenía “una orientación sexual homosexual y estaba habituado a que lo abusen”.

“El fallo es una barbaridad, una aberración.Los jueces no tuvieron en cuenta la minoridad de la víctima, hay violencia asimétrica entre el adulto y el niño”, analizó Jaimez,un reconocido profesional de probada trayectoria provincial y nacional.

El psicólogo entendió que “es muy difícil la recuperación emocional del niño”, al tiempo que analizó: “si bien no me compete hablar de temas legales, los jueces debieron  considerar como agravante el hecho de una violación reiterada y no como un atenuante. Es un hecho perverso”, concluyó.

DEJA TU COMENTARIO