“No vamos a permitir que vendedores callejeros ocupen ilegalmente las veredas”

El Secretario de Seguridad Ciudadana, Ricardo Bazla, informó que a partir del viernes pasado están colocados en el Paseo del Padre los 22 puestos destinados a los vendedores callejeros que ocupaban ilegalmente la vía pública. Ver Video

“Hemos llegado a un acuerdo con los vendedores y hemos sido sumamente claros con que, de ahora en más, no vamos a permitir que pongan a un pariente a ocupar el lugar que ellos dejan libre en la vereda con este traslado, porque si eso ocurre vamos a actuar a cara de perro y no vamos a admitir nuevos vendedores callejeros ocupando las veredas, sino en lugares debidamente autorizados”, dijo el Secretario de Seguridad.

“Este es el primer paso de un proceso de regularización de la actividad de los vendedores callejeros. Comenzamos en los primeros días de febrero con la apertura del Registro de Vendedores Callejeros y cada una de las personas que hoy tienen un puesto de venta en el Paseo del Padre cumplió debidamente con los requisitos exigidos por la Municipalidad”.

“Ahora nos resta la instalación adecuada de cada uno de los vendedores callejeros y el cumplimiento del compromiso que ellos han asumido de trabajar en la reconversión de la actividad de cada uno, para no afectar la actividad del comercio en general y eso se empieza a conversar a partir de este momento”.

“En todo momento hemos dicho que esto era un proceso constituido por etapas que se iban a suceder de manera progresiva. Hicimos la inscripción en el Registro, luego hicimos una evaluación y se llegó entonces a la conclusión de quienes habían cumplido los requisitos y quienes no”.

“Los requisitos para la inscripción en el Registro eran certificado de antecedentes, domicilio constituido en la Ciudad de San Luis, se consideró también la composición del grupo familiar y la situación socioeconómica. Toda la información declarada por los vendedores fue contrastada y comparada con la información que tiene Ansés”.

“Los vendedores callejeros van a pagar un tributo municipal idéntico al que están pagando los ocupantes de las cabañas del Paseo del Padre, el cual ronda los 300 pesos mensuales, y la reconversión de la que estamos hablando tiene que ver con que no afecten la comercialización o el trabajo del resto de los comercios, por lo que vamos a hacer todo lo posible para que no se repita el artículo que venden con el que venden el resto de los comercios”.

“No ha sido esta una tarea fácil, pero en la Municipalidad estamos satisfechos porque hemos logrado un entendimiento con los vendedores y los vecinos, quienes han soportado con paciencia la presencia de vendedores en sus veredas, sobre todo los comerciantes del centro. Hemos tenido largas discusiones y largas conversaciones con los vendedores, que están hoy junto con nosotros”, agregó Bazla.

 

DEJA TU COMENTARIO