Más de la mitad de los chicos son pobres: Una foto define la educación en la era de Alberto Rodríguez Saá

El Gobernador hizo de la educación, como de otras políticas de gobierno, una suerte de prueba y error. En todas las aventuras educativas se olvidó de los niños, nunca se ocupó de la alimentación, parte fundamental del aprendizaje.

La imagen pinta de manera contundente la educación en la provincia de San Luis, pertenece a la cuenta de Twitter “Eameo”, que habitualmente analiza la realidad desde el retoque digital de imágenes. En esta oportunidad una niña busca en el piso dentro de su mochila,  en el entorno de pobreza aparece el busto de Domingo Sarmiento sobre una silla de plástico, detrás un robot dibuja en la pizarra.

La fotografía es la realidad educativa de la provincia, el 52% de los niños están por debajo de la línea de pobreza, el Gobernador apuesta a sus múltiples ocurrencias sobre la materia sin atender la realidad más acuciante. Cuántas veces Alberto habló de abandonar el sistema tradicional educativo, cuantas veces pidió incluir la robótica y las nuevas tecnologícas en el aulas, muchas veces. Hasta gastó varios millones en en esas acciones pero nunca se ocupó verdaderamente del hambre.

Incursionó en las  escuelas autogestionadas y las abandonó, apostó por la educación digital y la desatendió, ordena enseñar sobre robótica y programación pero más de la mitad de los chicos no tienen para comer. No hay educación posible sin la ingesta adecuada de alimentos. Nada de eso, solo actos tribuneros y migajas de los manjares que los hijos del poder disfrutan. Pobreza y educación nunca fueron compatibles, salvo para un Gobernador que piensa siempre en la próxima elección.

 

DEJA TU COMENTARIO