El huracán Dorian golpea con furia las Bahamas y llega a Florida

Se lo califica el segundo huracán más potente de los registros históricos, poderoso como el Katrina. Vientos de 354 kilómetros por hora amenazan la costa estadounidense y hay miles de evacuados.

El huracán Dorian, el segundo más potente de los registros históricos para el Atlántico, ha tocado tierra este domingo en el archipiélago de las islas Bahamas con vientos hasta de 354 kilómetros por hora. Varias regiones de la península de Florida están siendo evacuadas y Georgia y las Carolinas se están preparando ante las más que previsibles inundaciones.

Según el Centro Nacional de Huracanes de EEUU (CNH) Dorian se convirtió en el “huracán más violento de la historia moderna en el noroeste de Bahamas” y sus efectos serán “catastróficos”. Dorian empata con Gilbert (1988) y Wilma (2005) y el huracán del Día del Trabajo de 1935 en el segundo lugar con 295 kilómetros por hora y solo por detrás de Allen (1980), que alcanzó vientos sostenidos de 300 kilómetros por hora.

El CNH, con sede en Miami, informó que “Dorian” tocó tierra en Cayo Elbow, en las islas Ábaco (Bahamas), como un huracán de categoría 5 con vientos máximos sostenidos de 295 kilómetros por hora y rachas de más de 354 kilómetros por hora. Habitantes de Ábaco publicaron videos en redes sociales mostrando las casas cubiertas de agua hasta media altura y los techos arrancados. Allí se esperan 76 centímetros de lluvia y olas de siete metros de altura.

El primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis lloró en conferencia de prensa este domingo al afirmar que su país se enfrenta, con la llegada de Dorian, a un huracán “nunca visto” en la historia del archipiélago. “Nos enfrentamos a un huracán (…) como no habíamos visto nunca en la historia de las Bahamas. Probablemente sea el día más triste de mi vida”, dijo.

En Florida, al menos siete condados emitieron orden de evacuación obligatoria para residentes en caravanas y los que viven en zonas bajas, entre tanto condados establecieron evacuaciones voluntarias. A nivel federal, el presidente, Donald Trump, advirtió que el huracán podría golpear desde Florida a Carolina del Norte. “Esto parece monstruoso”, dijo durante una reunión informativa con la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias.

DEJA TU COMENTARIO