El Gobierno apuesta a un gasoducto clave para bajar más el déficit energético

Gustavo Lopetegui, secretario de Energía,  se mostró confiado en que una obra que acaba de ser llamada a licitación permitirá bajar importaciones por 240 millones de dólares.

Desde el Gobierno se muestran confiados en que las políticas energéticas y de reacomodamiento de tarifas, sumadas al aumento de la producción en Vaca Muerta, permitan que este año Argentina se acerque al equilibrio entre lo que vende y lo que compra. También el freno en la actividad económica fue una cooperación indeseada, pero ayuda al fin, en este sentido. Ya el año pasado el déficit fue de US$ 2.300 millones, una cifra ostensiblemente menor a los US$ 6900 que llegó a haber años antes.

En ese sentido Lopetegui auguró que una vez que se construya la primera etapa del tercer gasoducto troncal de la Argentina, la balanza comercial y energética empezará a mejorar y podrán reemplazarse importaciones de gas natural licuado (GNL) por una cifra que rondaría los 240 millones de dólares .

“El gasoducto nos permitirá mejorar la balanza comercial del país y aumentar la producción de Vaca Muerta, lo que significa más trabajo para todos los argentinos, tanto en las áreas como en la cadena de valor industrial”, aseguró el funcionario. 

La primera parte del gasoducto  debería estar finalizada para el invierno de 2021 y dará la posibilidad de aumentar la capacidad de evacuación del gas producido en Vaca Muerta en inicialmente 15 millones de m3 diarios y reemplazar importaciones de GNL y combustibles líquidos. La producción en el yacimiento neuquina Vaca Muerta ha aumentado de manera sostenida en los últimos años y según fuentes oficiales, en los últimos 12 meses la producción de shale gas se duplicó. Esta situación permitió que en mayo la producción total de gas del país creciera 7,6% con respecto al mismo mes del año anterior y resultara la más alta desde julio de 2009. Además de sustituir importaciones, el aumento de la producción permitió retomar las exportaciones a Chile (por el momento con contratos interrumpibles) que habían sido suspendidas en 2007 por la caída de la producción.

Fuente: Télam.

DEJA TU COMENTARIO