El Obispo Angelelli fue declarado beato en La Rioja

La ceremonia se realizó el sábado, en el marco de un encuentro presidido por el enviado del papa Francisco, el cardenal italiano Angelo Becciu.

Con peñas, vigilias y carpas temáticas, la Iglesia de La Rioja se declararon beatos el emblemático obispo Enrique Angelelli y otros tres mártires de esa provincia asesinados por la última dictadura militar. La ceremonia se realizó el sábado y estuvo presidida por un enviado del papa Francisco, el cardenal italiano Angelo Becciu.

En el lugar, y bajo el lema “Pascua riojana, alegría de pueblo”, se inauguraron en la plaza central de la capital provincial cuatro carpas temáticas donde se realizarán múltiples actividades programadas en torno a la beatificación, que es el paso previo para ser declarado santo.

Se trata de cuatro espacios que reflejan la vida y acción pastoral que tuvieron cada uno de los mártires riojanos en el contexto social y político de 1976. Ellos son monseñor Angelelli, los sacerdotes Carlos Murias y Gabriel Longueville y el laico catequista Wenceslao Pedernera.

También participaron de la ceremonia la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, y los gobernadores de las provincias de Córdoba, Salta, Catamarca y La Rioja.

En 2018, y con el impulso del papa Francisco, el Vaticano dispuso que todos ellos sean declarados beatos, al probarse que su asesinato «In odium fidei» (por odio a la fe) durante la última dictadura militar, en 1976, constituyó un martirio.

“Los mártires riojanos son una bendición para la Iglesia en Argentina. Que la sangre derramada por ellos fecunde nuestro compromiso apostólico y nuestro camino de santidad”, expresó la Iglesia argentina en una reciente carta enviada al Papa.

El acto de inauguración en la plaza 25 de Mayo de la provincia estuvo presidido por el obispo de La Rioja, monseñor Dante Braida, acompañado por sacerdotes y referentes de la comisión de Espacios Plurales de Celebraciones y Encuentros, responsables de la organización del lugar.

Durante la semana, en las carpas hubo presentaciones de libros, conversatorios, charlas debates y documentales que reflejaron la vida y obra de los mártires riojanos, además de un espacio para la cultura y el arte popular a través de representaciones de artistas locales, y peñas por las noches.

DEJA TU COMENTARIO