Vecinos de Fraga se hartaron de la droga, denuncian «zona liberada»

Este miércoles salieron a la calle, aseguran que «los chicos no tienen trabajo, abandonan la escuela y caen en la droga», al tiempo que denuncia una «zona liberada» para la venta y el consumo. Hay dos policías por tuno en la Comisaría.

La situación puede ser peor, falta de policías y móviles, venta y consumo de droga, falta de trabajo y de educación, así viven hoy en Fraga una de las localidades que está casi a mitad de camino entre San Luis y Villa Mercedes, las dos ciudades más pobladas de la provincia.

Hoy los vecinos se cansaron y amenazaron con cortar la Autopista, frente a esto el Gobierno reaccionó e intentó calmar los ánimos con promesas que no está dispuesto a cumplir y que evidencian la desidia y el abandono de políticas que luchen contra el flagelo que se instalo en toda la geografía sanluiseña.

«No hay actividades destinadas a los chicos, entonces caen en la droga. Abandonan la escuela y tampoco hay trabajo”, describió Luján Muñiz, una vecina de Fraga, en declaraciones que reproduce El Chorrillero.com

La misma vecina agregó: «se puede entrar y salir con drogas, cosas robadas y nadie controla. Hay solo dos policías por cada guardia que no realizan los recorridos porque si lo hacen, la Comisaría queda cerrada».

Los vecinos ganaron las calles de Fraga y se dirigieron a la Intendencia para pedir respuestas. Foto: Gentileza El Chorrillero.com

DEJA TU COMENTARIO