La inflación que no da tregua: las cinco razones de esta tendencia

La inflación de febrero se perfila para alcanzar el 3,5% según las estimaciones de los privados. Así seguiría la traza del índice de enero que quebró la tendencia del último trimestre de 2018, cuando el Indice de Precios al Consumidor (IPC) había empezado a desacelerar. Para los analistas, la inflación seguirá en estos niveles al menos hasta mayo, cuando termine esta tanda de ajuste de tarifas.

Según la consultora Elypsis en febrero la inflación viene subiendo a un ritmo de 3,5% mensual. Mientras que la inflación anual –respecto a 12 meses atrás- se ubica en el 50,7%. “Enero fue complicado y febrero viene peor. Nosotros hacemos una medición semanal y nos da bastante más arriba de 3%”, indicó Federico Furiase, director de la consultora EcoGo. Para la consultora ACM en los próximos meses la inflación oscilará entre 2,5% y 3% por efecto de servicios, transporte y la segunda ronda, el impacto de las tarifas sobre los costos de la producción.

Las razones detrás del repunte de los precios son cinco:

Inercia

Los precios no suben únicamente por la situación actual, sino también por lo que ocurrió en los meses previos​. En esta inercia influye que el traslado a precios de la devaluación del año pasado fue acotado, por lo que en 2019 los comerciantes buscan recuperar parte del margen perdido.

Para Furiase, “el hecho de que las paritarias, las jubilaciones y las tarifas se ajustan por lo que sucedió en el pasado genera una inercia que hace que el proceso de desaceleración de la inflación cueste más”.

Según Camilo Tiscornia, de la consultora C&T, “los precios mayoristas estuvieron tranquilos en enero, -subieron 0,6% mientras los precios minoristas aumentaron 2,9%-. Ahora hay un tema de inercia y de expectativas. Hay un efecto de segunda ronda. El año pasado el dólar subió mucho y no hubo un pass through tan grande”.

Alimentos

​En enero los alimentos subieron 3,4%, por encima del índice general. Para ACM “Alimentos aún está impactada por el pasaje de la devaluación a precios. Alimentos y bebidas no alcohólicas registran un aumento interanual del 53,1%, 3,8 puntos porcentuales por encima de la inflación headline”.

La consultora LCG detalla que la suba de alimentos de enero “duplicó la de diciembre”. Y detalla que “Alimentos explica buena parte de la aceleración de la inflación núcleo. El precio de la carne vacuna, con alta incidencia dentro del rubro, subió entre 6 y 7%, muy por encima del promedio. Sin dudas esto arrastrará un deterioro mayor de los indicadores de pobreza e indigencia”.

Esa tendencia se estaría manteniendo en febrero. ​Según la consultora Elypsis, la variación semanal de alimentos en la segunda semana de febrero arrojo 1,5%, frente al 1,8% de la primera semana. “Carnes se desacelera pero aún se mantiene en registros elevados. Su variación semanal se ubicó en 2,7%, frente al 4,4% de la semana pasada. Mientras tanto, su variación mensual promedio se ubicó en 6.2%”, agregan.

Para Lorenzo Sigaut Gravina, “los datos de la primera quincena de febrero del IPC GBA de Ecolatina auguran subas significativas para las canastas este mes: Alimentos, con el precio de la carne vacuna trepando más del 10%, viene subiendo fuerte”.

DEJA TU COMENTARIO