Inundaciones por las fuertes lluvias dejan en Japón más de 200 muertos

Las inundaciones y los deslizamientos de tierra de los últimos días en el oeste de Japón han causado más de 200 muertos, mientras que se sigue buscando a las personas desaparecidos. “Aún no tenemos noticias de muchas personas y las continuamos buscando”, ha dicho el portavoz del Gobierno, Yoshihide Suga, durante una rueda de prensa. Algunos medios cifran en 60 los desaparecidos.

Se trata del episodio de lluvias más davastador en Japón desde 1982 y la situación empeora cada día a día a medida que disminuyen las posibilidades de hallar a personas aún con vida.

El primer ministro, Shinzo Abe, tras cancelar el viake que tenía previsto a Bélgica, Francia, Arabia Saudí y Egipto, se desplazó el miércoles a la provincia de Okayama y planea una visita en otra región afectada este viernes. Aunque no hizo declaraciones públicas, habló en privado con algunos de los residentes afectados. Miles están alojados en campos de acogida y otro han sido recibidos por familiares. “Estamos haciendo todo lo posible para restaurar la electricidad y el agua en las áreas afectadas”, ha dicho Suga.

Situación excepcional
“Esta es la primera vez”, “nunca he visto esto”, “mi familia vive aquí por generaciones, nunca hemos experimentado este fenómeno”: todos los testimonios recogidos en el lugar señalan una situación excepcional.

El nivel de agua en las partes inundadas del distrito Mabi en Kurashiki, en la prefectura de Okayama, alcanzó 4,8 metros en algunos lugares, de acuerdo con las evaluaciones realizadas por la Autoridad de Información Geoespacial de Japón. Los meteorólogos han registrado una precipitación récord en 72 horas en 118 puntos de observación en más o menos 15 prefecturas.

Atrapados en sus casas
El hecho de que los habitantes de las zonas golpeadas no pudieron salir a tiempo y quedaran atrapados en sus casas, plantea la cuestión de los métodos de evaluación de riesgos, reconoció el Gobierno, fuertemente criticado por la oposición por la gestión del desastre. El Centro Nacional de Crisis presidido por el primer ministro solo se estableció el domingo por la mañana, cuando ya había al menos 30 muertos el sábado por la noche. “Hemos visto en los últimos años desastres naturales relacionados a las fuertes lluvias mucho más letales que este. Debemos revisar lo que el Gobierno puede hacer para reducir los riesgos”, afirmó Suga el miércoles. “Cuando la situación se calme, estudiaremos varias opciones”, ha agredado hoy.

“La frecuencia de los desastres meteorológicos ha aumentado y vivimos en un mundo donde las reglas aprendidas por la experiencia del pasado no pueden ser implementadas”, ha advertido Hiroyuki Ohno, responsable del Instituto de Sabo, que estudia los deslizamientos del suelo. Casi el 70% del territorio de Japón está formado por montañas y colinas y muchas casas se construyen en pendientes empinadas o llanuras donde es fácil las inundaciones.

DEJA TU COMENTARIO