Piden que Nahir Galarza sea condenada a prisión perpetua

No los conmovieron las lágrimas de la acusada ni los convenció su versión de que la muerte de Fernando Pastorizzo fue un «accidente». La fiscalía y las querellas pidieron hoy, tras seis horas de alegato, que Nahir Galarza sea condenada a la pena máxima prevista en el Código Penal: prisión perpetua.

Ante los jueces del tribunal oral de Gualeguaychú que lleva adelante el debate desde principios de este mes, los fiscales Sergio Rondoni Caffa y Lisandro Beherán expusieron durante dos horas los elementos que, según consideran, acreditan sobradamente el vínculo entre ambos jóvenes. A ellos se sumaron los abogados querellantes que representan a Silvia Mantegazza y Gustavo Pastorizzo (padres de la víctima), quienes solicitaron que a los cargos iniciales de homicidio doblemente agravado por el vínculo y por haber sido cometido con un arma de fuego se sume el de alevosía. Ellos creen que el crimen fue fruto de un acto premeditado.

Mañana será el turno del alegato de la defensa técnica. También se prevé que el tribunal resuelva si extiende la prisión preventiva de Nahir (que vence pasado mañana) hasta tanto quede firme la sentencia. Se espera que el tribunal dé a conocer un adelanto del veredicto el próximo martes 3 de julio -según el plazo estipulado por la ley- y que durante los días siguientes divulgue los fundamentos de la sentencia.

La defensa de Nahir buscará, con su alegato, desestimar el eventual carácter doloso de los hechos. Se espera que reedite los argumentos que esta mañana, durante más de una hora, desplegó la propia acusada en su exposición ante los jueces Mauricio Derudi, Arturo Dumón y Alicia Vivian.

Paso a paso, y sin dejar de llorar, rememoró las horas y los minutos previos al dramático desenlace de la madrugada del 29 de diciembre pasado, con su exnovio Fernando Pastorizzo muerto de dos tiros en una calle de tierra de Gualeguaychú. Ella se aferró a su versión de los hechos, con la que aspira poder eludir un destino que podría dejarla encerrada en prisión por los próximos 35 años: «Soy la única que estuvo ahí y puedo asegurar que fue todo rápido, feo, ninguno de los dos tuvo tiempo a nada, que fue un accidente».

DEJA TU COMENTARIO