El emocionante banderazo entre hinchas y jugadores donde insultaron a Caruso

La ciudad que fuera capital del imperio ruso durante dos siglos está teñida de blanco y celeste. Y hoy se desató la euforia cuando alrededor de cinco mil hinchas se autoconvocaron para marchar hacia la puerta del hotel Sokos Palace, donde permanece la delegación argentina. Y los jugadores, agradecidos, bajaron a saludar y a plegarse en algunos de los cantitos. Más aún, el tercer arquero Nahuel Guzmán tomó un bombo de los hinchas para acompañar a la multitud.

¿Cómo decidieron los jugadores bajar a saludar los hinchas? Según un integrante de la delegación, cuando comenzaron a escuchar el aliento sostenido que subía desde la calle, varios referentes del seleccionado comenzaron a mensajearse y tomaron la decisión de bajar las escaleras para agradecer el apoyo.

Entre las canciones de aliento, hubo lugar para insultar a Ricardo Caruso Lombardi, el técnico argentino que ayer fue criticado por Javier Mascherano en conferencia de prensa.

En el camino, de dos kilómetros, entonaron el hit de Rusia 2018: «Vamos Argentina, sabés que yo te quiero / hoy hay que ganar y ser primero/ esta hinchada loca deja todo por la copa/ la que tiene a Messi y Maradona. Ponga huevo y vaya al frente Argentina/ ponga huevo y vaya al frente jugadores / que este año tenemos que dar la vuelta/ nos vinimos todos a Rusia a ser campeones».

La movilización provocó sorpresa entre los rusos y turistas que filmaban cada momento. Los autos se detenían ante el avance de los fanáticos que marchaban hacia el hotel Sokos y los hinchas cruzaban los bellos puentes de San Petersburgo cantando: «Que mañana cueste lo que cueste / que mañana tenemos que ganar». Y también entonaban: «A la Argentina la quiero y la vengo a alentar / en las buenas y en las malas mucho más».

Cómo si entendieran que ellos también juegan, se animaron a respaldar recordando un canto que los mismos jugadores viralizaron luego de la agónica victoria y clasificación en Quito, para apuntar contra la prensa: «Hay que alentar hasta la muerte, porque a Argentina yo lo quiero, porque es un sentimiento y lo llevo en el corazón, y no me importa lo que digan esos putos periodistas, la puta que los parió».

Acto seguido, se volvieron a acordar rápidamente de Caruso Lombardi, quien en un video acusó internas en la Selección y se animó a asegurar que Cristian Pavón le habría pegado trompadas a a Javier Mascherano luego de la derrota ante Croacia. En conferencia de prensa junto a Claudio Tapia, el propio jugador se encargó de desmentirlo y lo trató de «nefasto».

Los hinchas, en consonancia con el plantel y a modo de queja de los rumores, versiones e histerias que atormentaron el ánimo de la intimidad de la Selección, insultaron al técnico que criticó desde la Argentina: «Caruso, hijo de puta, la puta que te parió».

DEJA TU COMENTARIO