España: conmoción por el crimen de un niño a manos de su madrastra

Más de 1,000 policías, bomberos y voluntarios buscaron durante semanas a la víctima. La pareja del padre fue detenida.

El cuerpo de Gabriel Cruz, un niño de ocho años que había desaparecido el 26 de febrero en Andalucía, en el sudeste de España, fue hallado este domingo en el maletero del automóvil de la novia del padre.

“La Guardia Civil, en la mañana de hoy (domingo), ha detenido a la pareja del padre de Gabriel cuando transportaba el cadáver del pequeño en el maletero del coche”, declaró el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, en referencia a la detenida, a quien los medios locales identificaron como Ana Julia Quezada, de 35 años y origen dominicano.

Se presume que la sospechosa lo trasladaba desde un pozo en el que se encontraba hasta otro lugar donde pretendía esconderlo, de acuerdo con lo que han informado las autoridades.

Gabriel estaba en casa de su abuela, en la localidad de Las Hortichuelas, en la andaluza provincia de Almería, cuando salió para ir a jugar a casa de un amigo. No fue visto desde entonces. Su búsqueda había movilizado a miles de agentes, bomberos y voluntarios.

En un momento se pensó que el niño podía haberse perdido, pero los padres rechazaron esa teoría afirmando que Cruz conocía bien la zona.

Según los investigadores la única pista que se había hallado del menor era una camiseta, que la detenida dijo que había encontrado en un matorral, cuatro días después de su desaparición. Después de eso la zona fue rastreada, pero no encontraron nada más. El hallazgo, más que despistar a los investigadores colocó el foco sobre ella.

Las redes sociales están inundadas con imágenes de peces, un símbolo que había sugerido la familia de Gabriel que se usara durante la búsqueda porque el niño conocía el nombre de cientos de especímenes desde hace mucho tiempo, “casi cuando empezó a hablar”.

DEJA TU COMENTARIO