El «Almirante Irízar» inició la segunda etapa de su campaña antártica

La embarcación de la Armada Argentina, que volvió al servicio activo luego de 10 años por el incendio sufrido en 2007, partirá en las próximas horas desde la ciudad de Ushuaia, donde se reaprovisiona de víveres y combustible, para llevar a cabo la segunda parte de la CAV.

El buque polar totalmente reacondicionado y que partió de Buenos Aires el 26 de diciembre, realizó tareas conjuntas en la Antártida con el aviso ARA Estrecho de San Carlos y al transporte ARA Canal Beagle, que se sumaron al operativo.

También se utilizaron los helicópteros MI y Bell 212, los aviones Twin Otter y el C130 Hércules, de la Fuerza Aérea Argentina.

Orcadas, Carlini y Belgrano II, misión cumplida

La cartera de Defensa informó que durante la primera etapa de la misión ya se abastecieron por completo algunas de las bases antárticas, como Orcadas, Carlini y Belgrano II.

En la base Marambio, el rompehielos operó con los vehículos anfibios sobre ruedas de la Infantería de Marina y realizó el traspaso de carga con un helicóptero MI-17.

Esa base fue reabastecida en un 40%, y la parte restante se llevará a cabo ahora junto con el reaprovisionamiento de la base San Martín, indicó.

Hasta el momento el Irízar llegó hasta las bases Esperanza, Petrel, Marambio, Orcadas y Belgrano II.

En Ushuaia, el secretario de Asuntos Relativos a la Antártida del gobierno fueguino, Jorge López, recibió este miércoles en el aeropuerto de la capital fueguina a las dotaciones salientes de las Bases Belgrano II Orcadas.

El funcionario mantuvo conversaciones con el capitán de corbeta Eduardo Palacios, jefe de la base Orcadas, quien agradeció las acciones realizadas por el gobierno fueguino para llevar adelante en el mes de agosto el operativo de evacuación sanitaria de un suboficial de esa dotación antártica.

DEJA TU COMENTARIO