Alberto, El Diario de la República y la Agencia de Noticias mienten, lo confirmó el Vaticano

El Gobernador y sus medio oficiales manipularon y tergiversaron información de la Santa Sede. Hoy el propio Vaticano desmiente a Rodríguez Saá. Se cae el relato mediático del poder.

Días atrás este medio advertía del «papelón internacional» que llevaba adelante Alberto y la Agencia de Noticias a la que se plegó inmediatamente El Diario de la República (Ver nota: https://elpuntano.com/2018/01/24/papelon-internacional-de-la-agencia-de-noticias-de-alberto-manipulo-informacion-del-vaticano/ ). La demora en la entrega de medicamentos provenientes desde la Nación para pacientes con VIH fue la forma que encontró el Gobierno de Rodríguez Saá para sacar rédito político. Compró las drogas para los tratamientos y lo difundió rápidamente a la prensa. Casi al mismo tiempo una cuenta de Twitter, no verificada, de la Casina Pio IV se hizo eco del tema y la propaganda oficial de Rodríguez Saá dijo al mundo que «el Vaticano reconoce la política humanitaria de San Luis». Nada más alejado de la realidad.

La Agencia de Noticias de Rodríguez Saá encabezó la penosa puesta en escena.

 

El Diario de la República, propiedad de Adolfo y Alberto, se sumó a la mentira.

El enorme peso de semejante mentira se cayó cuando el sitio de noticias El Chorrillero.com le consultó a la Santa Sede sobre la veracidad de lo pronunciado por el Gobierno de Rodríguez Saá. La respuesta fue contundente  no dejó lugar a dudas y especulaciones: «El Vaticano no se ha pronunciado al respecto. La cuenta Twitter de la Casina Pio IV es responsabilidad exclusiva de Mons. Sánchez-Sorondo», advirtió la viceportavoz del papa Francisco, Paloma García Ovejero.

La nota del sitio Web, firmada por el periodista y director del citado medio Daniel Miranda contó con la producción de Nicolás Gatica Ceballos quien intercambió correspondencia de correo electrónico con la Santa Sede, echa por tierra una nueva manipulación de Alberto Rodríguez Saá y sus acesores de prensa quienes utilizaron un tema altamente sensible como lo es el tratamiento de pacientes con VIH para lucrar políticamente.

Ver nota de El Chorrillero:

 

DEJA TU COMENTARIO