Denunció un abuso sexual y asegura que en la Secretaría Ni Una Menos no se ocuparon del tema

Una joven de 20 años denunció por abuso sexual, ante la justicia, al dueño de una parrilla en la que trabajaba. «Me preguntaron si estaba segura de lo que quería hacer», relato sobre su experiencia en la Secretaría Ni Una Menos.

La mujer, que pidió reservar su identidad, contó ante los micrófonos de Radio Popular el calvario que vivió en su trabajo donde se desempeñaba como «bachera» en una parrilla camino a Juana Koslay. El propietario del local inauguró en Estancia Grande otro comedor de características similares, en ese lugar se produjo el abuso. «Ese día me presenté a trabajar y el hijo de él me dijo que tenía que irme a trabajar al restaurante. Cuando llegué nos quedamos el dueño y yo sola, porque el mozo de allá me dio las indicaciones de lo que tenía que hacer en la cocina y se fue”.

«Me dijo que me pusiera a ordenar en un depósito donde hay una cama chica, y cuando me subo a una silla él me sorprende con un abrazo desde atrás y me tira a la cama. Ahí me dice que si fuera más grande sería de él, que esa noche me quedaba ahí, y me empieza a besar por el cuello y todo lo demás”.

La joven destacó, luego de realizar la denuncia ante fiscalía en el Poder Judicial, que se trasladó hasta la sede de la Secretaría de la Mujer Ni Una Menos: «Fui en búsqueda de contención, pero no encontré nada. Conté lo que había pasado, me preguntaron si estaba segura de lo que quería hacer, porque podía dejar las cosas así. Ahí me enteré que su mujer trabaja ahí, y también su abogado. No me dieron ni un papel”.

 

 

 

DEJA TU COMENTARIO