Argentina viaja por premiación a mejor maestra del mundo y le descuentan los días

La docente Silvana Corso fue la única argentina que viajó a Dubai como finalista del premio considerado como el Nobel al mejor maestro del mundo; el Gobierno iba a descontarle los días y reconoció el error.

«Y si te cuento que el viaje a Dubai por el Global Teacher Prize me lo van a descontar? Hoy me avisaron que el Ministerio rechazó mi licencia, estuve sólo los 4 días del evento más las 20hs de viaje (20 de ida y 20 de regreso). Sin comentarios.»

Con esas palabras que el miércoles publicó en su página de Facebook, la docente Silvana Corso, la única argentina finalista este año del Global Teacher Prize (GTP), considerado el Premio Nobel al mejor maestro del mundo, inició un oleaje que agitó enseguida las redes sociales y llevó inquietud a los pasillos del ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires (CABA), que quedó atrapado en una polémica impensada.

Fuentes oficiales del ministerio se vieron obligados a minimizar el episodio y aclararon que la decisión de negarle la licencia a la docente premiada fue fruto de un «error administrativo».

Corso resultó este año elegida entre los 50 mejores docentes del mundo semifinalistas del GTP, un galardón que desde hace cuatro ediciones se viene consolidando como la mayor consagración para un docente a nivel global y que otorga un millón de dólares al ganador. El mismo ministro de Educación Esteban Bullrich, que participó del foro en dos oportunidades, e inclusive el presidente Mauricio Macri también han expresado un abierto apoyo a esta distinción que implica una competencia intensa. En la edición 2017 del GTP se postularon 20 mil maestros de 179 países.

El viaje a Dubai que realizó la docente argentina entre el 15 y el 20 de marzo fue el momento culminante de ese proceso de selección, cuando los finalistas fueron agasajados en el Foro Global de Educación y Habilidades, organizado por la Fundación Varkey con sede en Londres, creadora del GTP, que convoca a algunos de los más destacados referentes educativos del mundo y donde se entrega el premio, que este año recayó en una maestra canadiense.

Por eso el desconcierto ante la decisión del gobierno de CABA, que le negaba la licencia a una maestra ejemplar que viajaba para representar a lo mejor de la docencia argentina en un foro global, que cuenta además con la aprobación del gobierno de Cambiemos.

Una petición pública canalizada a través de change.org recogió el malestar. «Que a Silvana Corso no le descuenten los días que estuvo en Dubai en el Global Teacher Prize» fue el reclamo que inició Ricardo Barboza, un rector de escuela secundaria, dirigido al ministerio de Educación de CABA.

Y ayer, atento a la petición en change.org, el reconocido educador y científico Guillermo Jaim Etcheverry expresaba su preocupación en twitter: «Me resisto a creer que se generó esta situación con alguien que representó a la Argentina en el exterior».

DEJA TU COMENTARIO