Seis países árabes aíslan a Qatar, por supuesto apoyo al terrorismo

Arabia Saudita, Egipto, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos, Yemen y Libia acusan al país de apoyar a grupos terroristas, incluyendo el autodenominado Estado Islámico (EI) y al Qaeda, lo que es negado categóricamente por Qatar. El entramado es más complejo y porqué sería la excusa para reflotar un conflicto con Irán por parte de USA.

Pero el rompimiento de relaciones, anunciado este lunes, también pone de manifiesto profundas divisiones entre los aliados de Estados Unidos en el golfo Pérsico por cuenta de su relación con Irán.

Y su anuncio se produce en medio de las crecientes tensiones en la región luego un supuesto hackeo a la agencia de noticias oficial de Qatar, el mes pasado.

Según la agencia de noticias estatal SPA, Arabia Saudita cerró sus fronteras con Qatar, cortando así todo contacto terrestre, marítimo y aéreo con la península.

El medio citó a funcionarios sauditas respaldando la medida y diciendo que era necesaria para «proteger la seguridad nacional contra los peligros del terrorismo y el extremismo».

Riad -la capital de Arabia Saudita- también acusa a Doha -la capital de Qatar- de apoyar a grupos como la «Hermandad Musulmana» y colaborar con milicias apoyadas por los iraníes.

Pero Qatar, quien está llamado a celebrar el Mundial de fútbol de 2022, asegura que las medidas son «completamente injustificadas» y no se basan en hechos comprobados.

Arabia Saudita también ha sido acusada de financiar a grupos como EI, ya sea directamente o al no hacer lo suficiente por evitar que donantes privados hagan llegar dinero al grupo, algo que el gobierno de Riad también niega.

Ultimátum
El rompimiento de relaciones fue iniciado por Bahréin y luego Arabia Saudita el lunes temprano.
Luego se les sumaron los gobiernos de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Egipto, Yemen y Libia.

La agencia estatal de noticias de Bahréin dijo que el país cortaba lazos con Qatar por «agitar la seguridad y la estabilidad de Bahréin y entrometerse en sus asuntos».

Emiratos Árabes Unidos, por su parte, le dio a los diplomáticos qataríes 48 horas para abandonar el país.
Las autoridades de Abu Dabi acusan a las de Doha de «apoyar, financiar y alentar el terrorismo, el extremismo y las organizaciones sectarias», dijo la agencia estatal de noticias de EAU, WAM.

Los países del Golfo (Arabia Saudita, EAU y Bahréin) también les dieron a los ciudadanos qataríes dos semanas para abandonar sus territorios.

Los tres aliados anunciaron además el cierre de su espacio aéreo para Qatar Airways, que ya suspendió sus vuelos a Arabia Saudita.
Las aerolíneas Etihad Airways, Emirates y FlyDubai, por su parte, dijeron que iban a suspender todos sus vuelos hacia y desde Doha a partir del martes temprano.

El gobierno de Doha dijo que los comentarios eran falsos y atribuyó su publicación a «un desvergonzado crimen cibernético».
Pero los vecinos de Qatar procedieron a bloquear el acceso a los sitios noticiosos de ese país, entre ellos Al Jazeera.

Los dos factores clave en la decisión de este lunes, sin embargo, son los supuestos vínculos de Qatar con grupos islamistas y milicias apoyadas por Irán, el gran rival regional de Arabia Saudita.

Si bien Qatar es parte de la coalición internacional contra el grupo autodenominado Estado Islámico liderada por EE.UU., el gobierno de Doha se han visto constantemente obligado a negar acusaciones de que apoya financieramente a EI.

DEJA TU COMENTARIO