El Gobierno persigue a los jóvenes, caminata a Villa de la Quebrada y peña en Renca

La idea es captar la atención de los más jóvenes, de los estudiantes de los últimos años de la secundaria, casualmente los que votan en las elecciones. La intención es llegar como sea, hasta utilizar políticamente las festividades religiosas más importantes de la provincia.

Los festejos por el día del Cristo de la Quebrada y Nuestro Señor de Renca son los eventos religiosos que mas feligreses convocan en San Luis y atraen a devotos de provincias vecinas convirtiendo los días previos al 3 de mayo en un peregrinaje constante hacia las localidades de Villa de la Quebrada y Renca.

La procesión al santuario  que cobija la imagen del Cristo de la Quebrada es una de las tradiciones más arraigadas en la fe sanluiseña, del mismo modo la visita al Señor de Renca convoca a miles de personas. Ante la posibilidad de estar contacto con los promesantes, muchos de ellos jóvenes, el gobierno no dudó en teñir políticamente las festividades. Es por eso que la Juventud Peronista organizó una especie de procesión paralela a Villa de la Quebrada y una peña en Renca, curiosamente esta última localidad se caracteriza por realizar su festividad en silencio, más curioso aún resulta que el gobernador Rodríguez Saá sea el que apoye la iniciativa de sus punteros políticos el mismo gobernante que años atrás dijo que “la Biblia es ciencia ficción”.

La utilización política de la festividad del Cristo en Villa de la Quebrada.

 

La fiesta del Cristo de Renca teñida por la mano del Gobierno.

 

 

DEJA TU COMENTARIO