Ashton Kutcher y un emotivo discurso en su lucha contra la trata

“He visto el vídeo de una niña, que tiene la edad de mi hija, siendo violada por un estadounidense que hacía turismo sexual en Camboya. Estaba tan condicionada por su entorno que se pensaba que estaba jugando”.

Así de impactante fue el discurso de Ashton Kutcher que revolucionó ayer a las redes sociales. El actor de El efecto mariposa compareció en el Comité de Asuntos Exteriores del Senado de Estados Unidos para pedir a sus miembros que apoyen su lucha contra la explotación sexual infantil.

Entre lágrimas y con la voz entrecortada, el intérprete recordó a los congresistas que la trata de seres humanos ha aumentado exponencialmente en EEUU desde la llegada de internet (y de la Deep Web). Pero que hay opciones para combatirla.

“He conocido a víctimas traídas desde México, víctimas que viven en Nueva York, en Nueva Jersey… están por todo nuestro país”, advertía. Y lo hacía con conocimiento de causa.

Kutcher lleva luchando desde 2009 contra este problema. Junto a su exesposa Demi Moore, fundó Thorn: Digital Defenders of Children, una organización cuyo objetivo es actuar contra el abuso y el maltrato infantil a través de la tecnología.

El último proyecto que han desarrollado es el que el actor presentó en el Senado: Spotlight. Llamado igual que la película de Thomas McCarthy, se trata de un software de análisis que encuentra a víctimas y explotadores de trata de personas a través de información hallada en internet.

A través de la red abierta y, sobre todo, de la Deep Web, Spotlight busca y analiza los anuncios de prostitución e intercambio de humanos. Acto seguido, detecta quiénes son las personas que hay detrás y si las víctimas son menores de edad. Según los datos de Thorn, hay más de 100.000 anuncios de este tipo tan solo en Estados Unidos, y 3 de cada 4 casos aparecen en internet.

Aunque todavía no ha desarrollado su versión definitiva, Spotlight ya actúa en los 50 estados del país, siendo utilizado por más de 4.000 escuadrones policiales. Gracias a su sistema, se han encontrado 6325 víctimas oficiales (1980 menores de edad) y 2186 traficantes. Y son muchos más los sospechosos descubiertos que todavía no han sido condenados.

DEJA TU COMENTARIO