Siniestro: Descubren juguetes que “espiaban” a los niños

Dos nuevos juguetes han disparado las alarmas de las asociaciones de consumidores en Estados Unidos por la misma razón que Hello Barbie. Estos son My Friend Cayla y el robot i-QUE. Ambos están fabricados por la firma Genesis Toys y cuentan con un sistema de reconocimiento de voz.

El mecanismo, establecido supuestamente para escuchar las palabras de sus dueños y responder a sus órdenes, ha hecho crecer la incertidumbre de las familias norteamericanas.

El primer problema es que la información va directamente a una empresa ajena al fabricante. Al activar el juguete, aceptas sus cláusulas, entre las que se encuentra una que dice que las grabaciones podrán ser usadas para marketing y publicidad. Además, no se especifica cómo son utilizadas las grabaciones, perdiendo el control ipso facto de las mismas.

La segunda controversia es que se trata de grabaciones tomadas directamente a menores de edad. Al ser productos dirigidos a niños, son ellos los que generan la información que recogen. Un grupo de población totalmente desprotegido en las normativas del mercado.

De hecho, según explica la CBS, la muñeca Cayla llega a publicitar productos de Disney con su sistema de voz, originando una publicidad encubierta para que los niños quieran más productos.

Desde Nuance, la empresa que gestiona los contenidos grabados, asegura que no compartirán la información con empresas de publicidad. Sin embargo, en la actualidad no hay nada que se lo impida.

DEJA TU COMENTARIO