Argentina en el Top 10 de países que perdieron más bosque nativo

La Argentina está entre los países que más deforestan en todo el mundo: cada año pierde cerca de 300.000 hectáreas de sus apreciados bosques, lo que equivale al 1% de su masa boscosa total. Esta situación la coloca en el incómodo «top ten» de un ranking presentado hoy por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) en el Congreso Forestal Mundial que se realiza en Durban, Sudáfrica. Figura novena entre los diez países que menos cuidan sus árboles nativos.

La FAO se ocupa de medir la evolución de los bosques en todo el mundo desde 1990, en coincidencia con la aparición en el escenario internacional de una creciente preocupación por el calentamiento global, el cambio climático y la necesidad de proteger los recursos naturales. En aquel entonces, según este registro histórico, la Argentina contaba con 34,7 millones de hectáreas de bosques naturales. Ahora -25 años despúes- se han reducido a 27,11 millones de hectáreas. Es decir que el país perdió en un cuarto de siglo el 22% de sus bosques, unas 7,6 millones de hectáreas.

De este modo, la Argentina desafortunadamente viene contribuyendo a la alarmante deforestación a nivel global. Según la FAO, desde 1990 se han perdido 129 millones de hectáreas, una superficie equivalente a todo Sudáfrica, país que alberga este congreso forestal que convocó a más de 4.000 especialistas. O la mitad de las 273 millones de hectáreas contenidas dentro de las fronteras argentinas.

En el ránking global de países que más desforestan Brasil ocupa tranquilamente el podio, con cerca de 1 millón de hectáreas del Amazonas erradicadas cada año. Lo siguen Indonesia (- 684 mil hectáreas anuales), Myanmar (-546 mil), Nigeria (-410 mil) y Tanzania (-372 mil). Paraguay aparece sorpresivamente en el sexto lugar, con la pérdida de 325 mil hectáreas cada año. Este fenómeno está muy vinculado con lo que también sucede en la Argentina, ya que ambos países comparten el llamado Gran Chaco, una de las regiones forestales más amenazada a escala global, con 10 millones de hectáreas que corren peligro por el avance de la agricultura.

La Argentina, donde la deforestación también estuvo muy ligada al avance de la soja en dicha región, quedó novena en el ránking de la FAO. Tomando en cuenta los últimos cinco años, desde la presentación del anterior informe, en el país se ha desmontado casi 1 millón y medio de hectáreas, o un promedio de 297 mil hectáreas cada año. Lo preocupante es que, a diferencia de Brasil, el ratio de deforestación es del 1% anual, mientras que en el vecino país (que dispone de superficies boscosas mucho mayores) representa apenas 0,2% del área total de bosques naturales.

DEJA TU COMENTARIO