La patota de Moreno, amigo de Alberto, agredió y amenazó con armas a municipales de La Plata

La patota “6 de Agosto”, que responde a Moreno, protagonizó un bochornozo echo de violencia, golpes, armas y detenidos. El temor de que grupos radicalizados actúen en las provincias.

Una “patota” de militantes que respondería al ex funcionario kirchnerista, Guillermo Moreno, agredió a golpes de puño y amenazó con un arma de fuego, a un grupo de trabajadores de la Municipalidad de La Plata y al delegado Comunal de San Carlos, según contó el portal Infocielo.com.
Se trata de una patota de la agrupación “6 de agosto” que se identifica con el exsecretario de Comercio de la Nación, Guillermo Moreno. Según se informó, el episodio de violencia se desencadenó luego de que cuatro sujetos bajaran en las puertas de la delegación de San Carlos, en calle 137 y 32, para comenzar a distribuir folletería sobre un acto que el ex funcionario kirchnerista tiene previsto brindar hoy en la zona.

El volante que repartía la patota de Moreno.

“Se bajaron de una camioneta Toyota Hilux y comenzaron a distribuir volantes, pero además empezaron a insultar a un grupo de trabajadores de la delegación que se encontraban realizando tareas de limpieza en el lugar”, explicaron fuentes comunales.

Se precisó que de los insultos pasaron a la agresión al notar que en el sitio estaba el propio delegado municipal, Federico Braccini, a quien fueron a agredir y amenazar con un arma de fuego y una faca de 40 centímetros (la cual luego fue incautada por la Policía).
“Vinieron directamente a agredirnos, le pegaron a tres hombres y una mujer que se encontraban trabajando en la zona”, contó el funcionario municipal, quien informó que rápidamente los vecinos hicieron la denuncia y un móvil de la Policía Bonaerense se acercó al lugar.

Finalmente, la policía los llevó detenidos a la Comisaría La Unión y secuestró el vehículo. Según se informó, el Fiscal Fernando Cartasegna ya intervino en la investigación y dispuso la detención por “lesiones y amenazas” de tres sujetos, ya que uno de los agresores se dio a la fuga.

Este tipo de hechos violentos enciende una luz de alarma sobre la capacidad para actuar que tienen las patotas de Moreno y su vínculo con gobernadores de las provincias, más precisamente con Rodríguez Saá quien ya en el pasado, cabe recordar el 2004, utilizó fuerzas de choque para impedir manifestaciones.

DEJA TU COMENTARIO