Escrache a funcionarios de salud en Buena Esperanza

Alrededor de 200 personas se acercaron para reclamarle a los funcionarios por la decadencia en la salud pública. Exigieron protección para los médicos que son amenazados y la inmediata reincorporación del único pediatra del Departamento Dupuy, entre otros temas.

La renuncia del Director del hospital,  Dr. Fernando Echazú, desató el enojo popular. El profesional había presentado la dimisión al cargo al enterarse de que Alberto Rodríguez Saá nombró al séptimo chofer, sobrino de la ex diputada  y puntera del Gobierno Alicia Arrieta. El facultativo, cuando estaba en funciones, solicitó la incorporación de médicos especialistas, enfermeros, mucamas, en lugar de acceder a sus pedidos le nombraron un “ñoqui” político.

En las últimas horas los vecinos increparon a funcionarios del Ministerio de Salud que se acercaron al lugar, les exigieron que terminen las persecuciones a los médicos que hacen públicos los reclamos, que los dejen trabajar con libertad y que reincorporen al Dr Echazú, el único pediatra de todo el Departamento.

Los funcionarios, recientemente asumidos en la cartera se valieron de esa excusa ante los reclamos puntuales, de todos modos aseguraron la continuidad del pediatra y el funcionamiento del ecógrafo. Los vecinos deben viajar hasta Villa Mercedes a practicarse las ecografía porque en Buena Esperanza no hay quien maneje el aparato.

Entre los vecinos que marcharon estaban dos ex intendentes como Torres y Ahumada, ambos del PJ.

Los memoriosos recuerdan que la última “pueblada” se dio hace 30 años y en esta oportunidad los reclamos y el enojo estaban direccionados hacia las figuras de Alberto Rodríguez Saá, Sergio Freixes y Alicia Arrieta.

Reclamos puntuales a las autoridades de salud que prometieron soluciones.

Reclamos puntuales a las autoridades de salud que prometieron soluciones.

 

 

DEJA TU COMENTARIO