Dell’Orto: el jugador que cambió su apellido para evitar bullying a su hija

El caso del futbolista de Cambaceres recorre el mundo. «Fue un acto de amor por mi bebé», dijo ahora Diego Ayala, quien relató su historia de sufrimiento.

La historia de Diego Dell’Orto es quizás la historia de muchas otras personas con apellidos emparentados a palabras que son objeto de burla. El futbolista fue papá y decidió actuar en base a su sufrimiento.

El actual jugador de Cambaceres fue entrevistado por Infobae y contó su propia historia que lo motivó a evitarle ese sufrimiento a su hija.

Según contó al medio, desde que decidió dejar su Chajarí natal para probar suerte en Buenos Aires la idea de cambiarse el apellido estaba dando vueltas en su cabeza. Con 17 años partió desde Entre Ríos buscando cumplir su sueño de ser futbolista. En su infancia había tenido que lidiar con las cargadas y las burlas por su apellido, pero en el mundo de la pelota fue cuando la situación se agravó.

Empecé a recibir cargadas e insultos por el apellido cuando me nombraban por los altoparlantes en las canchas. El murmullo y las sonrisas eran habituales y yo muchas veces lo tomaba con humor. Traté de manejarlo siempre de la mejor manera y no enojarme, porque sabía que si me enojaba iba a terminar peleado con todo el mundo», contó Diego, hoy convertido en Diego Ayala (eligió el apellido de su madre).

«Uno se tenía que bancar risas o burlas incluso para hacer un trámite. Por eso antes de que me nombraran por mi apellido me levantaba rápido y trataba de no mirar a nadie. La sociedad actúa así y reconozco que mi apellido es raro también», relató.

Diego se la bancó, hasta que decidió que quería ser padre. Ese fue el hecho puntual que le hizo tomar la decisión de cambiarse el apellido.

«Como está la sociedad hoy en día no quería que mi hija sufriera ningún tipo de bullying que la perjudique ni se sienta presionada. Yo siempre traté de llevarlo de la mejor manera, pero el día de mañana podía sufrir y seguro yo no iba a reaccionar del mismo modo».

El futbolista inició los trámites un par de años antes de saber que sería padre de Emma Pilar, su bebé de quince meses, que hoy está en boca de todos.

«Sabía que en algún momento iba a formar una familia. Lo charlamos con mi señora y antes de tener a mi hija empecé a hacer los trámites. Y cuando nos enteramos que íbamos a ser padres fue un empujón más a seguir. Por suerte pude cumplir eso que venía pensando desde hace tantos años. Sé que ella no va a sufrir en un futuro», expresó relajado.

El ejemplo de Diego Dell’Orto recorrió muchos noticieros y portales del mundo.

«No me imaginaba que iba a tener tanta repercusión esto. Lo tomo tranquilo porque uno no lo hizo por ser egoísta. Fue un acto de amor por mi hija», aseguró.

DEJA TU COMENTARIO