Nació un bebé con ADN de tres personas ¿De qué se trata?

Una nueva técnica de reproducción asistida utiliza el ADN de la madre, padre y un donante para librar a los hijos de enfermedades raras mitocondriales.

Es la primera vez que nace el mundo un bebé con tres padres. El bebé, que ya tiene cinco meses, se concibió utilizando una nueva técnica de fertilidad sin precedentes para librarle de la enfermedad rara que padece su madre.

Los médicos estadounidenses querían evitar lo que ya había sucedido: la mujer había perdido a sus dos primeros hijos debido a que sufre un síndrome poco común, llamado Leigh, un desorden neurodegenerativo que provoca lesiones en el sistema nervioso. La madre está sana pero su desorden genético se transmite a su descendencia. Por esta razón, los padres decidieron tomar medidas para asegurar la salud de su pequeño.

La técnica se conoce con el nombre ‘tres padres’ porque utiliza el ADN de tres personas: el de la madre, el del madre y el de un donante. Consiste en fertilizar dos óvulos —el de las dos mujeres— con el espermatozoide del padre. Luego se extraen los dos núcleos de ambos óvulos, y se inyecta el del óvulo materno en el óvulo de la donante. Así se consigue que la patología mitocondrial no se transmita al feto.

A pesar de que se llama tres padres, en realidad la cantidad de material genético de las tres personas no es proporcional: el ADN de la donante que pasa al embrión se reduce a un 0,18%, solo queda el genoma mitocondrial. El resto de código genético, el que determina características como el color del pelo o de los ojos viene de los progenitores. Sería entonces algo así como 2,018 padres.

Reino Unido fue el primer país del mundo que en febrero aprobó la ley para que las parejas con mutaciones de ADN puedan recurrir a este tipo de técnicas para concebir hijos sanos. Sin embargo, este procedimiento es visto en muchos Estados como u na práctica que presenta dilemas éticos. Es el caso de Estados Unidos, donde está prohibida, razón por la que el equipo médico y los tres padres tuvieron que viajar a México para poder engendrar a este bebé.

El doctor responsable de llevar a cabo el procedimiento, sin embargo, lo tiene claro: «Para salvar vidas esta es la decisión ética correcta».

DEJA TU COMENTARIO