El Contador General de la provincia reconoció que Alberto dejó un déficit fiscal en su última gestión

En la reunión de la Comisión de Finanzas de Diputados, Alejandro Marone aseguró que el periodo 2008 – 2011 dejó un déficit para la provincia. Néstor Ordoñez, ex ministro de Poggi, había denunciado el tema ante la justicia.

Empecinado en intentar demostrar manchar a Poggi, el actual Gobernador  insiste en que las cuentas fiscales del año anterior dejaron un saldo negativo a las arcas provinciales, pero a la luz de los hechos la realidad termina ensuciando a Rodríguez Saá.

El Contador General Daniel Marone, interrogado por el informe de auditoría del Tribunal de Cuentas en Diputados, expuso sobre el supuestos déficit en el ejercicio anual del año pasado, los diputados Alberto Fara y Alejandro Cacace le interrogaron sobre los informes de auditoría del Tribunal de Cuentas que sostenían déficit de la última gestión de Rodríguez Saá en el período 2008 a 2011.

Marone se vió obligado a reconocer el déficit en la última administración del actual mandatario provincial. “Es la primera vez que se reconoce que hubo déficit en la Provincia durante las administraciones del oficialismo”, afirmó el titular del bloque Cambiemos, Alejandro Cacace. El informe de auditoría del Tribunal de Cuentas aclara los desequilibrios presupuestarios de la Administración Central y Descentralizada.

A su vez , hay dos órdenes de pago de gastos reservados del Gobernador, una por 1 millón de pesos y otra por 500 mil pesos. “Esta es una situación que también fue reconocida por Daniel Marone”, remarcó el legislador Alberto Fara, al salir de la Comisión de Finanzas.

Dentro de la discusión por las Cuentas de Inversión 2015 el Gobierno Provincial, se niega a responder por escrito la solicitud de informes, donde Cambiemos solicitó información detallada sobre el ejercicio anual del año pasado, y no “información direccionada”, como la remitida por el Ejecutivo.

En ese sentido, en el pasado mes de julio, el ex ministro de Hacienda Néstor Ordoñez denunció por Falsedad Ideológica a Marone, el funcionario de la gestión de Poggi argumentó  que las Cuentas de Inversión 2015 habían sido adulteradas a fin de justificar un supuesto faltante de $ 1200 millones con los que Alberto Rodríguez Saá debutó ni bien asumió en diciembre de 2015.

Entre otros conceptos, Ordoñez aseveró ante la justicia que “en el informe del Contador General de la Provincia se plasman una serie de manifestaciones falaces, no técnicas, que escapan a las incumbencias de su cargo. Así, no es cierto que en años anteriores no se hayan remitido cuentas deficitarias. Basta con ver las cuentas de los años 2008, 2009, 2010 y 2011”.

Finalmente el propio Daniel Marone termina reconociendo ante los legisladores de la provincia que Ordoñez tiene razón, falta ahora que Marone cuente el final de la película que todos conocemos y la mentira sobre el supuesto déficit termine de caer por su propio peso.

DEJA TU COMENTARIO