La Generación Dorada se despidió en Rio y cerró un ciclo histórico

En un partido donde el resultado pasó a un segundo plano, la selección cayó en cuartos de final por 105 a 78, y fue el último partido de “Manu” Ginóbili y del “Chapu” Nocioni con la albiceleste. Emoción en las tribunas y en la cancha.

Quizás no la despedida que se merecía Emanuel Ginóbili y Andrés Nocioni de la selección argentina. Al menos dentro del rectángulo. Porque en las tribunas fue despedido con una tremenda ovación tras la derrota este miércoles con Estados Unidos por 105 a 78 en los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

El 19 a 9 con el que Argentina se escapó en el primer parcial fue solo un espejismo porque después los norteamericanos sacaron a relucir toda su chapa y ganaron sin discusiones.

De ese modo, la llamada Generación Dorada cayó ante el “Dream Team” de Estados Unidos en un partido de básquet plagado de significados, porque puede ser el último de varios de los históricos del equipo más importante con que contó el deporte nacional.

DEJA TU COMENTARIO