Santa Cruz vive la peor crisis social de su historia

La crisis en la provincia de Santa Cruz ya se instala como la peor situación político social de la historia, luego de 25 años de kirchnerismo de todos los colores: ortodoxo, gris, tibio, duro, blando y absoluto. 

Los números del año lectivo santacruceño son contundentes: la intransigencia del Gobierno de Alicia Kirchner ya generó en lo que va del año 57 días de paro que significó que, sin decisiones gremiales por medio, Santa Cruz solo haya tenido 33 días de clase corridos. El jueves, en una multitudinaria marcha en la puerta de la legislatura provincial se volvió a pedir la renuncia de la hermana de Néstor Kirchner. El jueves, el Gobierno debió suspender la intención de tratar la ley de “emergencia educativa” por “falta de garantías” ante las numerosas protestas. El proyecto es polémico ya que tiene como principal y único objetivo servir de “rompe huelga”.

De emergencia en emergencia. A 10 días de asumir, en diciembre de 2015, Alicia Kirchner decretó la “emergencia administrativa y económica”. Su hermano la instauró en 1991 y el supuesto infierno se mantuvo durante 17 años. En junio pasado la gobernadora envió a la legislatura la ley de “emergencia sanitaria” que además de permitir la contratación directa, sin licitación, de insumos permite la incorporación de recursos humanos para reemplazar personal adherido a medidas de fuerza si fuese necesario. ¿Quién es la ministra de Salud? María Rocío García, la esposa de Máximo Kirchner. Los sindicatos estatales de la Salud ya pidieron su renuncia en varias oportunidades y las medidas de fuerza y el trabajo a reglamento se repiten todas las semanas, en todos los hospitales de la provincia. A la falta de insumos se le suma una brutal crisis edilicia. En el Gobierno acusan a los gremios porque al tomar los edificios “complican” la compra de material. El hall principal del Hospital Regional de Río Gallegos está tomado desde hace más de 35 días. Ayer hubo una caravana de protesta.

En Río Turbio, la tercera ciudad en importancia de la provincia, el hospital de la localidad solo funciona con la guardia: la gente debe transitar los 300 km de distancia entre Turbio y Río Gallegos para tener una atención más compleja. En Caleta Olivia, la segunda ciudad de la provincia, los caletenses viajan hasta Comodoro Rivadavia. En las últimas 24 horas los gremios de la salud anunciaron nuevas medidas de fuerza y le exigieron a la Gobernadora que abra las paritarias, mismo reclamo que en todos los sectores. “La falta de respuestas, la negativa de no dialogar y las contradicciones entre lo que dice y hace el gobierno, justifican esta decisión”, explicaron ayer los gremios en conferencia de prensa, anunciando el paro indeterminado. “Ojalá nos hubieran consultado por qué más de 100 profesionales de salud se fueron de los hospitales públicos en estos últimos dos años. Esta conducta habla por sí sóla y dibuja otra funcionalidad más hacia el gobierno que no se ocupa”, sentenciaron. Las estadísticas son incontrastables.

DEJA TU COMENTARIO