¡Apareció Mía, sana y salva! Estaba en Junín con el carnicero

El sospechoso, ex pareja de la mujer que apareció muerta, estaba siendo buscado intensamente por la policía. La nena estaba desaparecida desde la madrugada del lunes, cuando la mamá y el hermanito de la nena aparecieron asesinados en su casa.

Los investigadores del doble crimen de El Palomar encontraron hoy a Mía, de 6 años, la nena que estaba desaparecida desde el lunes, sana y salva en Junín, en el interior bonaerense. Estaba junto a un carnicero que fue pareja de la mamá de Mía, la mujer asesinada junto a su otro hijo el lunes a la madrugada.
La nena se encontraba en Junín junto a Enrique Alcaraz, de 26 años, quien fue pareja hasta hace unos meses de Sabrina Soledad Martín (24) y era intensamente buscado a pedido de los fiscales de Morón a cargo del caso, María Cecilia Corfield y Claudio Oviedo.

Según contó una vecina de El Palomar, luego de la aparición de la nena, el chofer de un ómnibus que partía desde Junín reconoció a la nena. “Disimuló un poco, esperó, y llamó al 911. Cuando llegó la policía, este hombre decía que la nena era su hija, que se llamaba Mía Alcaraz”, contó la vecina y confirmó que los familiares de la nena ya están en viaje hacia Junín para encontrarse con ella.

Alcaraz había mantenido una relación con la mamá de la nena, Sabrina Martín, de 23 años y también habría desarrollado una relación “obsesiva” con la pequeña de 6 años. Según se informó, el hombre se llevaba a la nena algunos días a la semana.

“Es que este hombre es el único que no pudo ser encontrado. Todos los que fueron pareja o tuvieron algún vínculo con la chica fueron entrevistados por la policía o se presentaron espontáneamente, pero este muchacho no. Está desaparecido”, habían dicho esta mañana fuentes judiciales con acceso al expediente.

“Estamos abocados únicamente a encontrar a Mía. Todos nuestros recursos apuntan a hallarla sana y salva”, habían informado esta mañana los investigadores. Esta mañana, los patrulleros que se hallaban en la puerta de la casa de las víctimas en El Palomar tenían una foto del sospechoso pegada en sus ventanillas.
Durante las últimas horas, los investigadores recibieron cientos de llamados al teléfono de emergencias policiales 911 de personas que dicen haber visto a la niña y aportaron datos que fueron chequeando los investigadores.
El doble crimen ocurrió durante la madrugada del lunes último cuando Sabrina y sus hijos Ian y Mía se hallaban en su casa de la calle Murillo 484, en la localidad bonaerense de El Palomar, de Morón. Según determinaron los peritajes, la madre y su hijo Ian fueron abordadas mientras dormían y el homicida asesinó al niño de 19 puñaladas y a Sabrina de 9.
Los pesquisas establecieron que la madre llegó a levantarse tras las primeras puñaladas, tenía como lesión principal un corte en el cuello y luego recibió tres puntazos por la espalda, cuando ya estaba caída al lado de una cama.

DEJA TU COMENTARIO