Chile, Argentina, Vidal, Maradona y Messi, parecidos, pero no tanto

Las diferencias y similitudes entre Argentina y Chile, desde lo político y deportivo también marcan el sentimiento de un lado y del otro de la cordillera.

Tiempo atrás la propaganda positiva de Chile nos hacía creer que el país vecino era una verdadera panacea en comparación a los logros conseguidos de este lado de los muros de piedra que nos dividen. Esa imagen de a poco se fue diluyendo y aparecieron otros factores que nos enmarcan dentro de un cuadro parecido, muy alejado al estilo “europeo” que nos vendían de nuestros hermanos chilenos.

Atrás quedaron los días en que Michelle Bachelet, desde su oficina de ONU Mujeres en Nueva York, con una imagen positiva que supera el 70%, observaba las manifestaciones estudiantiles que inundaban las calles de Santiago y golpeaban sin clemencia la imagen del entonces presidente Piñera. Ahora es contra ella que se ensaña la opinión pública que no le perdona las travesuras multimillonarias de su hijo Sebastían, quien aprovechando su privilegiada situación  afronta denuncias de enriquecimiento. Y a los escándalos de corrupción se suma el inconformismo social que ni el comienzo de la Copa América pudo apaciguar, mientras se esperaba que las consignas como “educación pública, gratuita y de calidad” fueran reemplazadas por los gritos de “Chi-chi-chi le-le-le ¡viva Chile¡” y las odas a los Vidal, los Alexis y los Gary Medel, lo cierto es que los manifestantes no dan muestras de una tregua y hablan de ganar el “partido por la educación”. Hoy la imagen de Bachelet apenas supera los 25 puntos porcentuales.

El país observado con admiración y puesto como ejemplo por parte de los analistas políticos y económicos es nuevamente noticia, en esta oportunidad uno de sus jugadores más aclamados, Arturo Vidal, protagonizó un verdadero escándalo automovilístico al chocar su Ferrari en estado de ebriedad y amenazar a los carabineros que intervinieron en el hecho. Eso sí, como el show debe continuar Vidal seguirá jugando para su selección y el técnico argentino que dirige el equipó optó por “perdonar” el error de su estrella y no sancionarlo. El peor ejemplo también en lo deportivo.

Si miramos a la Argentina y Chile en el contexto regional observamos que ambos países compartes muchas similitudes, denuncias de corrupción por doquier y manchas deportivas que nadie está dispuesto a limpiar. Cabe recordar que el mayor ídolo argentino, Diego Maradona protagonizó tantos sucesos amargos, extradeportivos, que el público en pocas ocasiones le recriminó u optó por dejarlo pasar, “todo pasa” decía Don Julio.

En contrapartida existen personajes dignos de destacar, pero paradójicamente cuestionados, Lionel Messi es sin dudas para el inmenso mundo deportivo de lo mejor que se ha visto en la historia, más aún el joven nacido en Rosario lleva fuera del verde césped una conducta que dista mucho de los ídolos que convertimos en verdaderos dioses paganos con tantas virtudes como errores. La pregunta casi inmediata es, ¿Tenemos los ídolos que más se nos parecen y criticamos a los que hacen bien las cosas o se equivocan menos?, seguramente algo de eso hay. Mientras Chile intenta recuperar con medidas políticas su buena imagen internacional, mientras Vidal llora ante las cámaras y Maradona intima a su ex amigo Mancuso, hay un ídolo castigado que intenta hacer las cosas bien, Lionel Messi nos da un baño de realidad y nos demuestra que Argentina y Chile son muy parecidos y el ídolo que casi despreciamos vive en otro continente.

EameoOk

EameoOk

 

DEJA TU COMENTARIO