Elisa Carrió anunció que se retira de la política partidaria

“Mi misión política se acabó y seguramente el año que viene no voy a estar en la vida política”. Así, dándolo como un hecho casi consumado, Elisa Carrió anunció su decisión de retirarse de la vida partidaria y anticipó que “seguramente” renunciará a su banca en la cámara de Diputados en enero.

La referente de la Coalición Cívica (CC) manifestó esas palabras en la Casa Rosada, tras retirarse anticipadamente de la mesa de acción política que reunía a Mauricio Macri y Marcos Peña con María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta y legisladores y gobernadores radicales.

“Ha terminado mi misión política, que es que haya una República”, dijo Carrió el día después de las elecciones, en el Patio de las Palmeras de la casa de gobierno. Consultada sobre su diálogo con del Presidente, respondió: “Sí, me acabo de despedir”.

La referente de la CC tiene diálogo cotidiano con Macri y anoche le había transmitido su decisión. El anuncio sorprendió sobre todo a los otros actores de Cambiemos que estaban en la mesa. Además de Peña, Vidal y Rodríguez Larreta se encontraban el senador Miguel Pichetto, el presidente del Senado, Federico Pinedo; el presidente del interbloque Cambiemos en Diputados, Mario Negri; su par del Senado, Luis Naidenoff, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich y los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy), y Gustavo Valdés (Corrientes).

“Seguramente renunciaré a la banca para acogerme a los beneficios de la jubilación de forma inmediata”, dijo la referente de la Coalición Cívica y socia fundadora de Cambiemos. En el entorno de la legisladora confirmaron que es probable que el 1 de enero deje su lugar en el Congreso y que ya tiene su jubilación en trámite. Si renuncia, perderá los fueros que protegen a quienes actúan en el ámbito legislativo.

La diputada nacional ya había manifestando en otras ocasiones su intención de retirarse. Pero hoy lo comunicó a sus socios políticos de forma contundente. Carrió afirmó, sin embargo, su intención de trabajar en organizaciones contra la no violencia, en el marco del Humanismo la corriente a la que adscribe más allá de la política partidaria.

La diputada espera que su partido, la CC, siga como socio de Juntos por el Cambio. Pero entiende que su figura puede ser obstaculizar la etapa política que se abre para la coalición, que, en palabras de Macri, pretende ser una oposición dialoguista.

“Hace años que quiero esto. Ese era mi sueño. Primero que (Macri) fuera Marcelo T. de Alvear y lo fue. Ahora mi causa es el humanismo global. Yo quiero pelar por la humanidad. Llamo a la unidad de todos los argentinos”, dijo.

Esta noche, Carrió tiene prevista una reunión en su casa de Exaltación de la Cruz con los referentes de su partido, que fueron sorprendidos por el anuncio de la diputada en la Casa Rosada. Se prevé que en ese ámbito converse su decisión con sus históricos colaboradores, los “lilitos”. “No voy a ocupar ningún lugar en la CC”, le dijo Carrió a este medio. “Ya soy presidenta emérita, ya fundé el partido, ya fijamos la agenda. El pueblo ganó la batalla por la república y yo fui parte”, agregó.

El anuncio

Lilita llegó a la Casa Rosada minutos antes de las 17, acompañada por Mario Quintana y por su hijo menor, Ignacio, de 25 años. Con él ingresó a la reunión de la mesa de acción política, que viene teniendo citas los lunes desde la derrota de las PASO. A los pocos minutos de iniciado el encuentro, la diputada se retiró. “Me voy porque tengo compromisos familiares con mis hijos. Estoy tan feliz que es indescriptible”, inició la diputada.

Y continuó: “Ha terminado mi misión política, que es que haya una República. Ahora estamos bajo el imperio de esta Constitución y nadie la puede modificar porque no hay dos tercios (en la Cámara), las fuerzas están equilibradas en el Parlamento y los jueces tienen a diez millones de personas que quieren Justicia y que se van a movilizar si pactan impunidad”.

“Tenemos un nuevo presidente y hay que llamar a la unidad de los argentinos. Esta es la oportunidad de que el peronismo muestre que también es republicano y que todos podamos vivir unidos en la Nación. Yo llamo a la unidad, a la paz y a una transición democrática y republicana que era mi sueño”, dijo la referente de la CC. Cuando dejó la Casa Rosada, compartió por redes sociales una foto con Macri y con su hijo.

A la salida de la reunión, el ex candidato a vicepresidente, Miguel Pichetto, minimizó las declaraciones de Carrió. “No creo que se vaya de la política, Lilita es una mujer que va a seguir pensando en el país”. Tanto el senador del PJ como los legisladores radicales que se acercaron a dialogar con la prensa, se mostraron sorprendidos por el anuncio de la diputada.

Lilita, sin embargo, fue contundente. “Me retiro de la política activa. Esto no significa que si hay una crisis yo no esté presente. Pero será como ciudadana común. La banca mejor que la ocupen los más jóvenes. Yo ya no tengo nada que hacer en el parlamento. Mi agenda se agotó. Es preferible sostener desde afuera, hay que saber retirarse. Yo soy una persona que quiero vivir. Yo casi no viví para mi en 25 años”, sentenció.

DEJA TU COMENTARIO