Gerardo Morales se casó en una ceremonia indígena y la transmitió en sus redes

La pareja del gobernador de Jujuy, Tulia Snopek, aún está casada legalmente con un abogado y es hermana de su rival político.

El gobernador radical Gerardo Morales no quiso postergar más el casamiento con su pareja, la escribana Tulia Snopek, y como ella legalmente aún está casada -y el divorcio sigue empantanado judicialmente- optaron por una ceremonia indígena para celebrar la unión este viernes entre los cerros de Purmamarca.

La ceremonia comenzó con la primera ofrenda que hace la pareja a la Pachamama, previo al enlace, con el fin de pedirle que «todo lo que esta nueva pareja y familia viva y emprenda tenga la protección y el acompañamiento de la madre tierra y todas las energías», explicaron. De ese rito participaron familiares y los guías espirituales Wanka Wilka, Kusikilla y un chamán peruano.

De la fiesta participan unos 800 invitados entre ellos dirigentes y militantes locales de la UCR-Cambiemos que llegon hasta el pueblo enclavado en plena Quebrada de Humahuaca a 65 kilómetros de la capital jujeña.

El altar está formado por plantas frescas, en formas de arcos, entre ellas molle, ruda y romero, para «limpiar sus espíritus» y que el matrimonio «este protegido de cualquier daño».

Tras ser «sahumados y purificados» con un preparado de hierbas más coca, incienso, mirra y copal, el enlace se corona cuando intercambien cuencos de semillas y flores mientras se prometen «una vida juntos de trabajo y unión».

«Este es el comienzo de nuestra familia», expresó Morales y exteriorizó su «orgullo» por su compañera de quien dijo: «Tuvo inteligencia y entereza para defender este amor».

Además, agradeció a las comunidades que acompañaron la ceremonia de unión. «Que la Pacha nos ilumine y nos de la sabiduría para seguir luchando por nuestro amor y tener así un futuro en familia», enfatizó.

Tras la ceremonia los invitados llevan adelante la fiesta en el Club Santa Rosa donde comparten un almuerzo criollo con carnes de cordero de la puna jujeña.

La historia de amor del mandatario y su novia tiene los condimentos de una novela. Por empezar, Tulia es la hermana del senador peronista, Guillermo Snopek, enemistado con Morales.

Este año su pelea llegó Congreso, donde el día de sesión por el aborto Snopek denunció que su ahora cuñado lo amenazó a través de un llamado telefónico. «Me manifestó que si me metía con su mujer, lo habilitaba a meterse con mi familia. Esto tiene que ver con una publicación en redes sociales donde repudié la utilización de su vida personal para cuestiones políticas”, denunció Snopek.

DEJA TU COMENTARIO